Dónde alojarse en Atenas: las 10 mejores zonas

Dónde alojarse en Atenas

¿Dónde alojarse en Atenas? Plaka, Kolonaki, Monastiraki, Psiri? Hay una amplia elección de zonas dónde dormir en Atenas… Gracias a este pequeño recorrido por los diferentes distritos de la ciudad griega, sabrás dónde poner tus maletas para aprovechar al máximo los encantos de la bella ciudad helénica.

Lejos de la imagen tópica de una ciudad museo congelada en su patrimonio cultural, Atenas merece ampliamente su condición de capital europea contemporánea. Sin negar su pasado, invita a todos los visitantes a entrar en el torbellino de la agitada vida de sus muchos distritos.

Las mejores zonas donde alojarse en Atenas

1. Syntagma, la zona más céntrica donde alojarse en Atenas

La principal atracción de este distrito del hipercentro de Atenas, situado al noreste de la Acrópolis, es su plaza principal, que significa «Plaza de la Constitución». Este punto ha sido tradicionalmente un lugar clave para las demandas sociales por su proximidad al Parlamento.

Bien comunicada por muchos medios de transporte, podrás moverte fácilmente a otros puntos de la ciudad por medio del tranvía, el metro o el autobús. 

Las comunicaciones con el aeropuerto también son excelentes por lo que quedarse en Atenas en el distrito de Syntagma puede ser una solución ideal cuando se llega desde el aeropuerto o cuando se tiene que tomar un vuelo al día siguiente.

Una de las imágenes más típicas de Atenas es el cambio de guardia que se produce en esta plaza.  A las 11 de la mañana, los evzones con su farión, una tradicional boina roja, y su fustanelle, una falda plisada que forma parte del uniforme, realizan el cambio de guardia en el puesto de entrada de manera extremadamente codificada y sincronizada.

Syntagma es un importante lugar de encuentro para locales y visitantes por igual, con sus animados cafés y restaurantes. 

En la zona no te pierdas el salón de té de Chatzis para probar su «café moula moustafa», un café preparado sobre las brasas en una olla de cobre y espolvoreado con licor de rosa.

También podrás probar otros de sus productos típicos como la mermelada de granada, loukoums o pequeñas bayas negras en almíbar llamadas aronia.

Cabe destacar también que de la plaza Syntagma nace la calle Ermou, la calle más comercial de Atenas. Aquí se encuentran las principales marcas internacionales.

No lejos de Syntagma, en un radio de unos 500 m se encuentran atractivos turísticos como el Museo Numismático, el Jardín Nacional, el Museo de Arte Popular Griego, el Museo Benaki y el barrio de Plaka.

Como te podrás imaginar, es una de las zonas más buscadas donde alojarse en Atenas. Los precios no son los más baratos de la ciudad pero si te lo puedes permitir es una opción excelente.

2. Plaka, el barrio con más encanto

Justo a los pies de la Acrópolis, el distrito de Plaka es un lugar bien conocido por los turistas por su laberinto de encantadoras calles, y de pequeños restaurantes y bares situados en las escaleras de estas calles.

La calle Adrinaou es muy conocido por sus tiendas de souvenires. En sus tiendas encontrarás muchos artículos diseñados con mucho gusto. Cuando la hayas explorado no te pierdas las calles más inexpoloradas del barrio para redescubrir la verdadera naturaleza del lugar.

Dormir en Atenas en Plaka puede ser la oportunidad perfecta para conocer las bellezas de la arquitectura neoclásica: los colores pastel, el mármol esculpido que adorna los balcones y todo el encanto del barrio que invita a sacar fotos sin parar.

Los amantes de los museos pueden visitar el nuevo Museo Judío, el Museo de Arte Popular Griego o el Museo Frissiras, con más de 3000 obras de arte contemporáneo.

Si visitas Atenas con tu familia el Museo de los Niños puede ser un descanso recreativo para los más pequeños.

Dejar huellas en un lienzo, manipular libremente objetos del siglo pasado o hacer burbujas gigantescas son algunas de las actividades que propone este museo y que son particularmente apreciadas por los niños.

En Plaka también podrás disfrutar de sus bistrós de vino contemporáneos. Para probar los vinos griegos pasa por Brettos, una histórica destilería con muchas botellas de colores fundada a principios del siglo XX, donde además podrás descubrir el patrimonio gastronómico local.

Para terminar un día ajetreado, el Ciné Paris ofrece proyecciones al aire libre mientras se disfruta de las estrellas en las cálidas tardes de verano.

3. Kolonaki, una zona muy elegante donde dormir en Atenas

Popularizado por la película Kolonaki este barrio es sin duda uno de los más elegantes de la capital debido a la gran cantidad de boutiques de lujo (la joyería y la alta costura reinan a ambos lados de la calle Voukourestiou), los restaurantes elegantes y los sitios de copas chic.

Situado entre la Plaza Syntagma y el Monte Lycabettus, recibe su nombre de la pequeña columna de la Plaza Kolonaki y ofrece una arquitectura burguesa neoclásica.

Cuando se trata de gastronomía, hay que olvidarse de la comida callejera: Kolonaki no es el lugar donde se puede comer un gyros tradicional en un souvlatzidika. Aquí, los gourmets y los paladares finos pueden disfrutar de la nueva cocina griega contemporánea en restaurantes sibaritas.

Si quieres traer recuerdos a tus seres queridos o mimarte, recuerda traer algo de Yoleni. En los seis pisos de este centro gastronómico encontrarás lo más destacado de la gastronomía griega: aceite de oliva con degustación y explicaciones, ouzo, raki… o inlcuso clases de cocina local con un chef de renombre.

Por otra parte, los amantes del diseño contemporáneo disfrutarán de las muchas galerías que salpican el barrio. y para los aficionados a los museos en este barrio encontrarás algunos de la talla del Museo Benaki, el Museo Bizantino o el Museo de Arte Cíclico Goulandris.

Alojarse en Atenas cerca de Kolonaki también puede ser una oportunidad para subir a la colina de Lycabettus y hacer una pausa para observar la ciudad desde arriba. Un funicular esperará a los que estén más convencidos por el panorama que por el lado deportivo…

A nivel de alojamiento pues esperate lo mismo que define al barrio… alojamiento elegante, de gama alta, y con precios acordes a ello.

Además de este artículo sobre las mejores zonas donde alojarse en Atenas te puede interesar también: Dónde alojarse en Santorini, dónde dormir en Mykonos

4. Monastiraki, cerca de todo

Situado al norte de la Acrópolis, Monastiraki toma su nombre de la presencia de un pequeño monasterio en la plaza que alberga. Es uno de los distritos más comerciales de la ciudad: menos formal que Kolonaki, es un área popular con muchas tiendas que ofrecen todo tipo de artículos.

Los anticuarios y las tiendas de antigüedades exhiben y venden sus artículos a precios razonables. Para los que tienen menos dinero todos los domingos en la plaza de Avisinias se monta un mercadillo con una gran variedad de vendedores, donde se puede practicar el delicado arte del regateo. 

Dormir en Atenas, en el distrito de Monastiraki, es una oportunidad para probar las especialidades culinarias locales.

Por poco dinero puedes sentarte en una terraza y disfrutar de carnes a la parrilla en uno de los muchos psistariums: souvlakis, brochetas de carne lamidas con una llama y servidas en panes de pita le dejarán el sabor de la auténtica cocina griega.

En el barrio no te pierdas la mezquita de Tzistarakis que abre sus puertas para contemplar su colección de cerámicas, así como la biblioteca de Adriano cuyos vestigios aún son visibles: siete columnas de estilo corintio y un pedestal de mármol verde Karystos.

En la estación de metro de Monastiraki, también se puede acceder a los hallazgos arqueológicos realizados durante las excavaciones llevadas a cabo para la construcción del metro. 

Tampoco olvides visitar el Museo de Instrumentos Populares o el Ágora Antigua, así como el Museo de Kanellopoulos.

5. Psiri, alojarse en Atenas en una zona animada

Articulado a ambos lados de las calles Miaouli y Evripidou, Psiri ha tenido un colorido pasado. El barrio ha pasado de ser, hace dos siglos, una zona con atmósfera burguesa donde se reunían intelectuales y artistas, ha ser en el siglo pasado un lugar decadente y con altas tasas de criminalidad.

Eso ha cambiado y ahora es uno de los barrios que están más de moda. Durante el día, es un lugar muy auténtico donde los turistas pueden pasear por las tiendas mayoristas que venden especias y frutos secos o aceite de oliva.

Por la noche, los restaurantes y bares se hacen con la vida del barrio y le dan animación hasta altas horas de la noche. Alrededor de la plaza Iroon, las mezedopolias, una especie de bar de tapas, y la uzerias, bares de uzo, reúnen a la juventud ateniense.

El barrio es más bien peatonal debido a sus estrechas calles… ¿qué mejor manera de aprovechar al máximo los mercados de pulgas de las calles Ivis y Apostoli y otras tiendas de artesanía de la zona que pasearse a pie? 

Entre paseo y paseo por el barrio no dejes de admirar el arte callejero que también define a este barrio tan alternativo.

6. Koukaki y Anfiotika, zona muy recomendable donde dormir en Atenas

Formado por una multitud de pequeñas comunidades urbanas, Anfiotika reúne varios distritos como la Acrópolis, Gargaretta, Makrygiannis, la Colina de Filopappos («la colina de las musas») y por supuesto Koukaki.

Es una zona tranquila y agradable de viviendas residenciales bordeadas de fragantes naranjos y olivos en el corazón de la ciudad. 

Dormir en Atenas, cerca de Anafiotika, significa elegir quedarse en uno de los barrios más pintorescos de la capital. Situado al noreste de la Acrópolis, recuerda la arquitectura de las islas griegas con sus casas encaladas y sus persianas azules.

La belleza del lugar lo presta a la caminata: al tomar sus estrechas calles que a veces se toman más por callejones sin salida o caminos privados, se descubren pequeños tesoros del patrimonio local.

Y Caminado por el distrito se te revelará un magnífico panorama de la ciudad desde lo alto de la calle Stratonos.

7. Gazi, para los que buscan vida nocturna

Situado al oeste de Atenas, Gazi podría describirse como un distrito urbano postindustrial. De hecho, en el período previo a los Juegos Olímpicos de 2004, Atenas dio un nuevo aspecto a ciertos rincones de la ciudad, y Gazi es uno de ellos.

Este antiguo emplazamiento industrial fue rehabilitado y su reciente desarrollo lo ha convertido en una de las zonas más de moda de la ciudad.

Las estructuras de la época se han conservado: chimeneas, vías de ferrocarril oxidadas, metal, tuberías, cisternas, gasómetros y un horno de destilación que crean un paisaje atípico, que culmina en la Tecnópolis.

Esta antigua fábrica de gas en desuso con sus chimeneas de ladrillo se ha transformado en un museo industrial y un centro cultural para eventos públicos y privados. 

Por otra cosa que desta Gazi es por su animadísima vida nocturna. Esto hace de él uno de los mejores barrios donde alojarse en Atenas para jóvenes y noctámbulos.

8. Metaxourgeio, alojamiento barato en Atenas

Metaxourgeio es una barrio muy ecléptico y multicultural. Si bien en el pasado tenía fama de inseguro en la actualidad la cosa ha mejorado mucho y es una zona a considerar para dormir en Atenas. 

Lleno de vitalidad e imbuido de una atmósfera exótica, el distrito se ha convertido en un lugar artístico que alberga numerosos teatros, cines y otras galerías de arte.

Han desaparecido las imágenes de la década de 1990 de un barrio descuidado y abandonado, y en poco tiempo se ha convertido en un lugar popular entre los artistas griegos contemporáneos.

No es una de las zonas más resplandecientes y elegantes de Atenas pero cuenta con varias ventajas interesantes para que no lo descartes de primeras como opción para dormir en Atenas.

Por una parte está céntrico y bien comunicado, y por otra el alojamiento ofrece mejores precios que los de las zonas más populares.

9. Glyfada, ideal para alojarse en Atenas en verano

Al sur de Atenas, Glyfada es un elegante barrio costero con una atmósfera que recuerda a la Riviera Francesa o Americana. Un ambiente a lo Beverly Hills con boutiques de lujo, bares y restaurantes pijitos, y coches de gran cilindrada. Todo ello a sólo un cuarto de hora en coche del centro histórico de la ciudad.

A menos que tengas una cartera bien surtida, el distrito de Glyfada no es la opción más popular entre la mayoría de los turistas donde aloajrse en Atenas.

Por lo general es un sitio caro, sobre todo en los meses de verano cuando realmente vale la pena estar en esta zona de la ciudad.

Como barrio costero, ofrece playas de arena y mar turquesa para disfrutar del veranito. En estos meses la acción de la ciudad se traslada a esta zona.

Mientras que muchas discotecas del centro de Atenas cierran durante unos meses, las discotecas de Glyfada (entre las que se encuentran algunas de las más espectaculares) abren sus puertas para la temporada de verano.

En invierno no es especialmente un barrio interesante donde alojarse en Atenas, pero en verano es una de las opciones más interesantes.

10. El Pireo, ideal si vas a visitar las islas

Situado al suroeste de Atenas es el principal puerto de Grecia. En realidad, la zona está compuesta por tres zonas portuarias: Kantharos, de donde parten los transbordadores, Zea y Mikrolimano. 

Dormir en Atenas, en la región del Pireo, puede ser una alternativa interesante al centro de Atenas debido a su ubicación intermedia entre el continente y las islas. Está un poco alejado del centro de la capital pero está muy bien comunicado por autobús y metro.

Además de simple campamento base o punto de tránsito, también vale la pena visitar los sitios que alberga. Podrás admirar los barcos de pesca y los yates del puerto deportivo de Pasalimani, visitar el museo arqueológico, y las ruinas del cercano teatro Zea.

La zona es ideal para dar un paseo mientras que admiras el edificio neoclásico del teatro municipal o la Iglesia Ortodoxa de la Santísima Trinidad con su belleza bizantina.

Por su parte el distrito de Kastella, construido en el monte Profitis Ilias, le recompensará por sus esfuerzos en la escalada con un magnífico panorama del Golfo Sarónico.

Y cuando te acerques al Mikrolimano tendrás la oportunidad de comer en alguno de sus restaurantes pescado y marisco fresco.

Por último, los aficionados al fútbol pueden visitar el museo del famoso club Olympiakos.

Deja un comentario