Dónde alojarse en Las Vegas: las mejores zonas

Dónde alojarse en Las Vegas

¿Te interesa saber cuáles son las mejores zonas donde alojarse en Las Vegas? Sin lugar a dudas The Strip es la mejor zona donde dormir en Las Vegas. Sin embargo, hay otras muy interesantes con sus atractivos y que tal vez te permitan ahorrar un poco.

La Ciudad del Pecado, la capital mundial del entretenimiento, el patio de recreo de Estados Unidos. Se le dé el calificativo que se le dé, Las Vegas es una de las ciudades más sorprendentes y singulares del mundo. Situada en medio del desierto de Mojave, es hoy la capital del juego de Estados Unidos.

Pasear por Las Vegas es como hacerlo por un decorado teatral, entre edificios históricos, hoteles faraónicos, bares, restaurantes y… casinos, especialmente los de los años 50, reliquias y testigos del pasado de la mayor ciudad de Nevada.

Transgresora, excéntrica y alocada: Las Vegas es sin duda un lugar apasionante para alojarse, gracias a sus múltiples opciones, desde megacasinos y hoteles emblemáticos hasta una plétora de hoteles y moteles de precios más razonables. 

Las mejores zonas donde alojarse en Las Vegas

1. The Strip, la mejor zona dónde alojarse en Las Vegas

El Strip es irremediablemente la tarjeta de visita de Las Vegas, una calle de unos 5 kilómetros de largo que divide la ciudad en dos y a la que se asoman los mejores y más famosos hoteles de la ciudad. 

El Strip es la arteria de Las Vegas y vio la construcción de su primer hotel en 1946, con el Hotel Flamingo, la «primera piedra» de un proyecto visionario.

El «Fabulous Strip» es un lugar confuso y caprichoso, surrealista de día, aún más increíble de noche: ¡un inmenso parque de atracciones que reúne las ciudades más bellas del mundo en una sola calle! 

En pocas horas, podrá visitar una muestra de París, con su Torre Eiffel tan resplandeciente como la original; de Venecia, con su fiel y sensacional reproducción del Palacio Ducal, el Puente de Rialto y el Campanile de San Marcos; de Roma, con su Fontana de Trevi, cuyo parecido con la real es impresionante; y de Nueva York, con la tan realista Estatua de la Libertad, la montaña rusa de Coney Island, el Chrysler y el Empire State Building.

Los espectáculos a los que podrá asistir también son excepcionales, desde comedias a musicales, pasando por actuaciones de magia o conciertos.

¿Qué hay que hacer en The Strip sí o sí?

  • Deténgase un momento para admirar las fuentes del Bellagio, que dominan literalmente el Strip y cuyos chorros de agua alcanzan la increíble altura de 140 metros; 
  • suba a la Torre Eiffel y desde la plataforma de observación disfrute de la magnífica vista de las luces de neón y parpadeantes de Las Vegas Boulevard; 
  • dar un paseo en montaña rusa entre los rascacielos de Nueva York en miniatura; 
  • visite el acuario del hotel Mandalay Bay, una enorme estructura capaz de albergar miles de especies marinas, muchas de ellas en peligro de extinción; 
  • Disfrute de un paseo en góndola por los canales de la «Pequeña» Venecia; 
  • casarse en la Capilla de las Flores, la más famosa de todo Las Vegas, que, bajo su aire sobrio y casi descuidado, se viste de cortinas y luces para ofrecer a los recién casados un momento inolvidable; 
  • Pase unas horas en el parque temático Adventuredome, donde los dardos, el minigolf, la escalada, el puenting y el patinaje, sin olvidar los videojuegos y las montañas rusas, son garantía de diversión.

Y, como no podía ser de otra manera, un viaje a la Ciudad del Pecado no es un viaje sin probar su suerte en el Casino. ¿Pero cuál? 

La oferta es casi infinita, ya que son pocos los hoteles que no tienen casino: si los juegos son los mismos en todas partes, son la decoración y el ambiente los que marcan la diferencia. 

Algunas notas a tener en cuenta: los casinos están abiertos 24 horas al día, 365 días al año y la edad legal para jugar es de 21 años…

De fácil acceso en monorraíl, el Strip está lleno de hoteles para todos los bolsillos. Aunque de media siempre son más elevados que los comparables situados en otras zonas de la ciudad.

Podrá escoger entre alojarse en Las Vegas en uno de los emblemáticos hoteles de lujo de la ciudad (cuyo precio está a la altura de su reputación) o en uno de los moteles más baratos cercanos al aeropuerto internacional McCarran.

2. Downtown/Fremont St., dónde dormir en Las Vegas para los más nostálgicos

Las Vegas no es sólo el Strip y, por increíble que parezca, también existe un «viejo Vegas», el Downtown.

Fundado en 1905, el Downtown es el hogar original de la Ciudad del Pecado y alberga los hoteles/casinos más famosos, los que escribieron las primeras páginas de la historia de la ciudad: el emblemático Golden Nugget (donde se guarda la Mano de la Fe, considerada la mayor pepita de oro del mundo) y el emblemático Four Queens.

Con un ambiente más auténtico, a veces vintage, esta parte de la ciudad esconde numerosos tesoros, impresionantes testigos de su pasado, como el Museo de la Mafia (National Museum of Organized Crime and Law Enforcement).

Ubicado en el antiguo Palacio de Correos y Tribunales de Nueva York: inaugurado en 2012, nos sumerge, a través de un cautivador viaje multimedia, en la historia del crimen organizado y en las historias de vida de algunos personajes a veces infames, como Al Capone, Lucky Luciano, Elliot Ness y J. Edgar Hoover, padre del FBI.

También merece un lugar en su «lista de visitas» el Museo del Neón, un museo al aire libre y verdadero reino del kitsch, con cientos de carteles de neón de casinos, hoteles, teatros y clubes de burlesque. 

Las obras maestras de la colección, a buen recaudo en el Boneyard, son innumerables, y entre las más conocidas se encuentran las luces de :

  • La Riviera, conocida como «The Riv»: el primer súper hotel de Las Vegas abrió sus puertas en abril de 1955 y las cerró en mayo de 2015;
  • El Moulin Rouge, también inaugurado en 1955: el primer hotel con casino contiguo en el Strip;
  • Jerry’s Nugget, el casino familiar más antiguo de la ciudad;
  • Sassy Sally’s, la primera farmacia de Las Vegas: en funcionamiento desde 1906 hasta 1955, a partir de 1956 se convirtió en el Silver Place, el primer casino de dos pisos de la ciudad con escaleras mecánicas;
  • Binion’s: lleva el nombre del primer miembro del Club de Las Vegas, Benny Binion, el primer empresario que organizó la primera partida de póquer de un mes de duración en la ciudad: 
  • El Lido di Paris: el primer espectáculo que actuó en el Stardust cuando se inauguró en 1952 y el único que utilizó coristas;
  • El New York y el Treasure Island: sus viejos carteles descansan aquí.

Pero la reina indiscutible e indiscutida del barrio es la brillante, efervescente y animada Fremont Street.

No hay que perderse la Fremont Street Experience, una azotea iluminada por 12 millones de luces LED, que se encienden y apagan al son de la música y llenan el ambiente de un sinfín de colores. No te pierdas un paseo en la tirolina…

Alojarse en el Downtown de Las Vegas significa viajar en el tiempo, seguir el mismo camino que los pioneros de la ciudad, experimentar las mismas emociones que los primeros jugadores, imaginarse en la piel de aquellos famosos que forjaron el futuro de la capital del juego, descubrir los míticos lugares donde todas las apuestas estaban permitidas.

3. East of the Strip, dónde alojarse en Las Vegas para los que buscan alejarse de las masas de turistas

El este del Strip no es precisamente el lugar más animado, turístico o incluso interesante de la ciudad.

Los espíritus más aventureros, aquellos a los que les gusta alejarse de las zonas más turísticas encontrarán en este lugar su hogar. 

Con atractivos menos prestigiosos que sus vecinos del oeste y del norte, esta zona no ofrece muchas alternativas: cuanto más al este se vaya, menos hoteles se encontrarán.

4. West of the Strip, dónde dormir en Las Vegas para relajarse

West of the Strip, o al oeste de la Interestatal 15 para ser exactos, es una zona relativamente más tranquila que el propio Strip y el lugar ideal para conocer otra cara de Las Vegas.

También es el punto de partida perfecto para una escapada a la naturaleza, con una visita al impresionante Parque Estatal Spring Mountain Ranch.

Aquí no hay una gran concentración de hoteles: están más espaciados, pero no les falta encanto y sus ofertas son capaces de satisfacer todos los presupuestos, con opciones económicas junto a otras más caras.

También te puede interesar: Dónde alojarse en San Francisco, dónde alojarse en Portland, dónde alojarse en San Diego

5. Chinatown, dónde alojarse en Las Vegas en un barrio diferente

Cuando se piensa en Chinatown (en Estados Unidos), vienen a la mente San Francisco y Nueva York. No Las Vegas.

Sin embargo, a sólo tres kilómetros del Strip, a lo largo de Spring Mountain Road, se ha desarrollado un enorme barrio en las últimas dos décadas. Lugar en el que se sitúa Chinatown.

Más modesto y mucho menos ostentoso, este lugar depara agradables sorpresas, tanto comestibles como culinarias, gracias a los restaurantes que salpican sus calles.

Chinatown Plaza, enorme y muy decorada, con su colorida puerta que recuerda a la dinastía Tang, es el lugar ideal para descubrir este barrio, con sus sabores de otros lugares y el olor de las especias: un auténtico espectáculo asiático.

Este lugar no es sólo un paraíso para los gourmets y sibaritas. También hay otros pequeños atractivos como el muy respetado Las Vegas Little Theatre, con su ambiente muy estético e íntimo.

Dormir en Las Vegas en Chinatown es una experiencia única, que le trasladará al País del Sol Naciente, al Reino del Medio o a la Ciudad de los Ángeles.

6. North Las Vegas, dónde hospedarse en Las Vegas en familia

Bordeando el centro de la ciudad, North Las Vegas es una buena alternativa si quiere alejarse de las luces y del bullicio de Las Vegas.

Es una zona más familiar, es una zona divertida, y ofrece una gran variedad de parques y zonas de aventura que a los niños les encantará.

¿Qué se puede hacer en North Las Vegas?

  • Un paseo en helicóptero para disfrutar de una fabulosa vista de la Ciudad del Juego desde las alturas; 
  • divertirse en el Parque de Descubrimiento de la Naturaleza de Aliante, con sus 20 hectáreas de vegetación, pistas de tenis, canchas de voleibol, lago y atracciones dedicadas a la época de los dinosaurios; 
  • una parada en City View Park, uno de los parques más populares de North Las Vegas y conocido por su pintoresca cascada y su arroyo 
  • y una visita al Planetario, la joya de la zona.

Los que deseen probar suerte en las mesas de juego abrirán las puertas del Texas Station, uno de los hoteles y casinos más populares de esta zona, mientras que los aficionados a las compras se dirigirán a Broadacres Marketplace and Event Center.

Menos ruidosa y cara que el Strip, y más adecuada para una estancia familiar, la zona no carece de buenas ofertas para su estancia, incluida una buena oferta de ocio.

7. Henderson, dónde alojarse en Las Vegas para quienes buscan tranquilidad

Al sureste de Las Vegas, Henderson es una ciudad en sí misma, pero sigue formando parte de la expansión urbana que constituye el área metropolitana de Las Vegas.

Conocida por sus comunidades acomodadas, como las MacDonald Highlands, tampoco faltan casinos para el disfrute del jugador empedernido.

Los compradores pueden pasar unas horas y gastar unos cuantos dólares en los numerosos centros comerciales, mientras que los amantes de la naturaleza no deben perderse el Área de Conservación Nacional del Cañón Sloan y el Parque de los Humedales del Condado de Clark.

Al igual que West and East of the Strip, la oferta de alojamiento no es tan rica como en el Strip o en el Downtown: Los aficionados a la efervescencia y la emoción deberían abstenerse de escoger esta zona para dormir en Las Vegas.

8. Summerlin, dónde alojarse en Las Vegas para los amantes de la naturaleza

Camina, monta en bicicleta, corre, respira, siente la brisa. Lejos de la caótica The Strip la naturaleza reina aquí como dueña absoluta del lugar.

Summerlin, un oasis en el desierto a las puertas de Las Vegas, está esperando a ser explorado y descubierto: con más de 150 millas de senderos y la proximidad del Cañón Red Rock, esta ciudad es un edén para los amantes de la naturaleza.

Sin embargo, el centro de la ciudad, animado y peatonal, ofrece una gran cantidad de tiendas, boutiques y clubes para pasar un buen rato.

No se pierda una visita al Las Vegas Ballpark®, sede del equipo de béisbol Las Vegas Aviators, o consiga una entrada para el City National Arena, campo de entrenamiento y sede de los Vegas Golden Knights de la Liga Nacional de Hockey.

Esta es una opción para dormir en un entorno tranquilo. 

En Summerlin abundan los resorts de lujo (con su inevitable casino, por supuesto) y los hoteles boutique: si le gustan los tratamientos de spa, la bolera y los cines, la comida informal y la fina, no se preocupe, encontrará todo eso aquí.

Deja un comentario