Dónde alojarse en Montreal: los mejores barrios

Dónde alojarse en Montreal

¿Planeas un viaje a Canadá y quieres saber cuáles son las mejores zonas donde alojarse en Montreal? Los barrios más recomendables para dormir en Montreal son los que se agrupan en el distrito de Ville-Marie, que son los más céntricos, Plateau-Mont-Royal y Rosemont-La Petite-Patrie.

Sigue leyendo y seguro que te harás una idea de cómo es cada zona y cuál te ofrece la experiencia que más se ajusta al tipo de viaje y las actividades que tienes en mente.

Las mejores zonas para alojarse en Montreal

1. El Viejo Montreal, donde alojarse en Montreal para hacer turismo

El Viejo Montreal es uno de los lugares más populares de la ciudad. Aunque esta zona e corresponde con el casco antiguo, lo antiguo se mezcla con la modernidad. 

Situado en el céntrico distrito de Ville-Marie, el Viejo Montreal bordea el río San Lorenzo. Sus calles empedradas, principalmente peatonales, son ideales para dar agradables paseos.

Esta zona es el barrio turístico por excelencia. Aquí encontrará edificios culturales e históricos de interés, numerosas plazas animadas, tiendas, restaurantes y cafés con encanto.

Entre las visitas obligadas está la Place d’Armes, la principal plaza de Montreal. 

Desde aquí se puede admirar la basílica de Notre-Dame de Montreal, un imponente edificio de estilo neogótico. 

La iglesia madre de Montreal es la segunda más grande de la ciudad y alberga espléndidos ornamentos que la convierten en una magnífica galería de arte religioso.

En la zona también se puede visitar la capilla de Notre-Dame-de-Bon-Secours, una iglesia de peregrinación y una de las joyas patrimoniales e históricas de Montreal. 

Justo al lado de esta iglesia está el mercado de Bonsecours, un edificio reconocido como uno de los diez más bellos de Canadá. Su arquitectura es realmente digna de admirarse. 

Su interior alberga boutiques que venden creaciones quebequenses de gran calidad (joyas, moda, accesorios, objetos de diseño, etc.), restaurantes (con terrazas cuando hace buen tiempo) que ofrecen productos locales y salas de exposiciones.

A pocos pasos del mercado, el monumental Ayuntamiento de Montreal es otro bello edificio cuya arquitectura vale la pena apreciar. Al otro lado de la calle, el Château Ramezay es un lugar histórico que alberga un museo con numerosas exposiciones. 

No muy lejos de aquí, la majestuosa plaza Jacques-Cartier es una visita obligada. Atrae a muchos visitantes -locales y turistas- gracias a su vista del Puerto Viejo, los restaurantes y las diversas actividades: espectáculos de artistas, cantantes, músicos, pintores, caricaturistas, vendedores de flores…

Al sur del distrito, puede visitar el museo Pointe-à-Callière, que alberga una colección de objetos arqueológicos e históricos de Montreal.

El Puerto Viejo es otro de los puntos a los que hay que acercarse. El Puerto Viejo alberga el Centro de Ciencias de Montreal y la torre del reloj. 

Esta torre, construida entre 1919 y 1922, rinde homenaje a los marineros de la Primera Guerra Mundial. Es posible subir a ella y disfrutar de una hermosa vista de la ciudad y del río San Lorenzo.  

La noria de Montreal también ofrece un panorama impresionante a 60 metros de altura.

Con tantos atractivos, este barrio se perfila como una de las mejores zonas donde alojarse en Montreal. Aquí se encuentran los principales monumentos de interés, y su ubicación es ideal para visitar la ciudad. 

Pero como cualquier lugar turístico, los precios del alojamiento son de los más altos de la ciudad. Esta lujosa zona alberga algunos de los hoteles más caros de la ciudad y es muy demandada. Si quiere dormir en Montreal en este barrio no tarde en reservar su alojamiento.

2. Downtown, dónde dormir en Montreal

A veinte minutos a pie del Viejo Montreal, puede ir al centro para disfrutar de un ambiente todavía más animado. Con sus rascacielos de cristal y metal, la zona también está llena de tiendas, restaurantes y boutiques.

Esto hace que el centro de la ciudad sea un gran lugar para ir de compras. Aquí se encuentran todos los principales comercios, y grandes centros comerciales como el Eaton Centre.

Para los amantes del arte, el MBAM (Museo de Bellas Artes de Montreal) da la bienvenida con sus exposiciones de diversas disciplinas (bellas artes, cine, música, diseño y moda). Es uno de los museos más visitados de Canadá.

La Galería 2000 (Les Galeries du Palais), situada en el Palacio de Congresos, también expone las obras de unos 400 artistas canadienses e internacionales de renombre.

Por su parte, el Museo McCord celebra la historia de Montreal y alberga una colección de trajes, tejidos y accesorios quebequenses y canadienses.

Diríjase a Chinatown para cambiar completamente de aires. El barrio chino de Montreal es probablemente el más animado de todos.

Por último, no dude en echar un vistazo al campus de la Universidad McGill y pasear por sus suntuosos edificios centenarios.

El centro de la ciudad es un lugar ideal para alojarse en Montreal si se busca un lugar vivo y dinámico. Tiene la ventaja de estar cerca de todo, contar con una excelente red de transporte público y disponer de innumerables alojamientos. 

Eso sí, a pesar de su amplia oferta alojativa, sus precios no son precisamente los más baratos de la ciudad. 

3. Quartier des Spectacles, dónde alojarse en Montreal para salir de fiesta

Para los amantes de la cultura y los que buscan entretenimiento el Quartier des Spectacles, que también es un distrito de negocios, es la mejor opción donde alojarse en Montreal.

Situado también en el centro de la ciudad, esta zona de poco más de 1 km² es un centro de eventos, acontecimientos y festivales durante casi todo el año.

Es una zona que aglutina muchos restaurantes, bares y clubs. No en vano es uno de los barrios más populares para salir de noche.

Entre semana, verá a gente de negocios elegante; los fines de semana, el ambiente es más relajado. Y a la hora del aperitivo, es agradable tomar algo en alguna de sus terraza en los días soleados.

No se pierda un paseo por la Place des Arts. Es muy probable que vea un espectáculo gratuito. 

Al otro lado de la calle, el MAC (Museo de Arte Contemporáneo) ofrece exposiciones, eventos festivos y talleres de arte contemporáneo. También garantiza el encuentro entre los distintos artistas locales e internacionales, sus obras y el público.

Descubra también el Barrio Latino, que forma parte del Quartier des Spectacles. Es muy animada, y los estudiantes lo aprecian por su cálida vida nocturna.

¿Busca un lugar céntrico y moderno para alojarse en Montreal que ofrezca multitud de actividades? El Quartier des Spectacles es para usted. Pero con su pequeño tamaño y su atractivo turístico, recuerde reservar su alojamiento lo antes posible.

4. Plateau Mont-Royal, dónde dormir en Montreal en un lugar tranquilo

A los pies del Monte Royal -la colina que domina la ciudad- se encuentra el barrio favorito de muchos montrealeses, expatriados y viajeros. Aquí se abandona el tumultuoso centro de la ciudad y sus altas torres para encontrarse en un lugar tranquilo con un ambiente de pequeño pueblo. 

El barrio se caracteriza por sus coloridas casas adosadas de una y dos plantas, arquitectura típica de Montreal con escaleras de hierro forjado, calles salpicadas de árboles y plantas, boutiques de moda,… ¡Lo tiene todo para gustar!

Este barrio, más bien residencial, es tranquilo pero también tiene su punto de animación gracias a sus numerosos bares de moda, pintorescos cafés y restaurantes informales. 

También es el lugar perfecto para hacer un picnic o relajarse. Por ejemplo, puede disfrutar de los senderos y el lago del parque Mount Royal, uno de los espacios verdes más importantes de la ciudad. 

O puede dar un paseo por el parque de la Fontaine, entre estanques artificiales, árboles centenarios y obras de arte. Incluso hay una pista de hielo en invierno. 

Otro refugio verde es el parque Sir Wilfried Laurier, que cuenta con una piscina al aire libre, campos deportivos, mesas de picnic, etc.

Además, el barrio de Plateau alberga galerías de teatro, la Centrale galerie Powerhouse (un centro de artistas), el legendario restaurante La Banquise (con sus numerosos tipos de poutine) y la famosa charcutería Schwartz’s (que ofrece los sándwiches de carne ahumada más famosos de la ciudad).

Con su ambiente bohemio y su perfecta mezcla de vida urbana y tranquilidad Plateau-Mont-Royal es uno de los mejores barrios para alojarse en Montreal para parejas. 

Al final de su jornada de turismo, estará encantado de encontrarse en este oasis de verdor y paz.

Aquí no hay muchos hoteles, pero sí Airbnb’s. Así que no dude en elegir este tipo de alojamiento para disfrutar de la arquitectura típica.  Por otro lado, elija un alojamiento cercano a la estación de metro Mont-Royal si quiere desplazarse fácilmente por la ciudad.

5. Mile End, el barrio de los artistas

Dentro del distrito de Plateau-Mont-Royal, Mile End es una zona multicultural, donde se habla más el inglés que en otros lugares. Aquí también se encuentran la mayoría de los artistas de Montreal. 

Este barrio es una zona dinámica. También es un centro de innovación, sede de empresas de alta tecnología (videojuegos, inteligencia artificial, etc.).

Por otro lado, Mile End alberga pequeños y acogedores cafés, restaurantes elegantes o más sencillos, tiendas de bagels (pruebe uno en la emblemática panadería St-Viateur Bagel) y boutiques independientes (ropa vintage, libros, discos, etc.). 

Por la noche, los noctámbulos estarán encantados con los bares de cócteles, los acogedores pubs y los diversos conciertos que suelen organizarse regularmente.

El alojamiento es más bien escaso, así que si desea hospedarse en Montreal aquí, reserve con varias semanas de antelación. 

6. The Village, el barrio gay de Montreal

En pleno centro, el Village es uno de los barrios más animados de Montreal. También es conocido como uno de los mayores barrios gay del mundo. 

Atravesado por la principal arteria comercial de la ciudad, la calle Santa Catalina, este barrio está vivo a todas horas. Restaurantes, bares, pubs, tiendas… ¡siempre hay un lugar para salir, comer, beber y divertirse! 

En verano, la calle Sainte-Catherine se convierte en peatonal para deleite de los turistas que acuden a pasear, a tomar algo en la terraza o a comprar.

Entre los lugares que hay que visitar, vaya a la iglesia católica Saint-Pierre-Apôtre de Montreal. Construida entre 1851 y 1853, esta iglesia neogótica alberga la Capilla de la Esperanza. 

En su interior, una llama arde permanentemente desde 1996, en memoria de las víctimas del sida.

A 500 metros de la iglesia se encuentra el Olympia, una sala de conciertos en la que han actuado famosos cantantes y cómicos.

Dormir en el barrio gay de Montreal es una buena opción. El Village es especialmente adecuado para quienes buscan un barrio con un ambiente divertido y una vida nocturna animada. 

Está muy bien comunicada y desde aquí se puede ir andando a todos los puntos de interés de Montreal. Otra ventaja es que los precios de los hoteles y alojamientos en alquiler vacacional no son tan elevados como en otras áreas del centro.

7. Rosemont-La Petite-Patrie, dónde alojarse en Montreal a precios asequibles

Al norte del centro de la ciudad, Rosemont-La Petite-Patrie es un barrio bastante bohemio, en un entorno bucólico donde la naturaleza está muy presente. 

Con una superficie de 15,9 km², cuenta con numerosos cafés, bares, parques, comercios y residencias. Es un lugar agradable para vivir y es una zona muy popular entre familias con niños.

Aquí se encuentra el gran mercado al aire libre Jean-Talon. Continúe hacia el sur hasta Little Italy para abastecerse de productos italianos. 

Si tiene ganas de más compras, diríjase al este, a la calle Saint-Hubert. Además, la calle Masson cuenta con más de 150 tiendas a lo largo de unos 3 km.

No faltan los jardines para relajarse. Visite, por ejemplo, el parque Maisonneuve, de 63 hectáreas, o el parque Étienne-Desmarteaux, que cuenta con un campo de deportes y zonas de juego para niños.

Al estar más alejados del centro, los precios aquí son más baratos que en otras zonas más populares. Además podrá disfrutar de todas las ventajas de la ciudad (tiendas, bares, restaurantes y calles animadas), al tiempo que aprovecha las zonas tranquilas y verdes de la zona. 

Por otra parte, la parte suroeste de la zona está servida por el metro. Por ello, Rosemont-La Petite-Patrie es uno de nuestros barrios favoritos para dormir en Montreal.

8. Underground City, la red subterránea

Montreal es conocida por sus gélidos inviernos. Durante esta estación, las temperaturas son negativas, oscilando entre -5° y -9° de media, y la nieve suele caer desde mediados de noviembre hasta principios de abril.

Por ello, la ciudad creó una red subterránea para poder desplazarse en invierno y evitar los elementos.

Oficialmente llamada RÉSO desde 2004, la red peatonal subterránea de Montreal abarca 32 km de túneles. Es el mayor complejo subterráneo del mundo. 

Conecta muchos edificios: oficinas, centros comerciales, bancos, universidades, estaciones de metro y tren de cercanías, complejos residenciales y hoteles. En el interior, también hay restaurantes y tiendas.

La gran mayoría de los edificios conectados a través de la RÉSO se encuentran en el barrio de Ville-Marie. Si visita Montreal en pleno invierno, elija un alojamiento cercano a la red de metro. 

Algunos hoteles ofrecen acceso directo al RÉSO; sin embargo, la mayoría de ellos son hoteles de lujo.

Deja un comentario