Dónde alojarse en Gran Canaria: las mejores zonas

Dónde alojarse en Gran Canaria

Descubre las mejores zonas donde alojarse en Gran Canaria. En esta guía te aportamos nuestros consejos sobre qué zonas son las más recomendables y porqué.

Fiestas, balnearios, surf, talasoterapia, senderismo… Gran Canaria es un destino de ensueño para pasar unas excelentes vacaciones. Esta pequeña isla ofrece paisajes increíbles y playas paradisíacas. 

Con una superficie de 1.560 kilómetros cuadrados, Gran Canaria es una isla que tiene mucho que ofrecer. 

Así que si buscas paz y tranquilidad o fiestas, actividades acuáticas o culturales, restaurantes gourmet o pequeños bistros locales, te guiaremos en la elección de la ciudad adecuada donde dormir en Gran Canaria durante tus vacaciones.

Dónde alojarse en Gran Canaria: las mejores zonas

1. Las Palmas de Gran Canaria

Las Palmas, situada en la costa noreste de Gran Canaria, es la ciudad más grande de la isla y la capital de la provincia de Las Palmas. También es la ciudad más poblada de todo el archipiélago canario.

Con sus 4 km de playa de arena, llamada «La Canteras», Las Palmas es una ciudad muy animada y festiva que ofrece muchas actividades y lugares culturales.

En el animado centro histórico de la ciudad, se puede dar un paseo para descubrir pequeñas calles, cafés, y tiendas típicas. 

Tómate el tiempo suficiente para pasear por el distrito colonial «Vegueta», clasificado como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

La ciudad es muy rica desde el punto de vista cultural. Puedes visitar la Casa Colón, un antiguo palacio donde Cristóbal Colón se alojó durante el siglo XV, o el fuerte del Castillo de la Luz, construido en el siglo XVI para proteger la ciudad de los ataques. 

También puedes visitar otros edificios emblemáticos como el Palacio del Obispo, el Palacio de los Regentes, o la Catedral de Santa Ana.

En los días soleados, dá un paseo por el Paseo de las Canteras y acércate a la Plaza Santa Ana o la Calle Triana, para descubrir sus edificios de estilo modernista.

Para una pequeña expedición, descubre el distrito con las casas de color, «Las Coloradas», situadas en las alturas de la ciudad.

Si hay mal tiempo, dirígete al Centro Atlántico de Arte Moderno o al Museo Canario, que agrupa vestigios de la época de los Guanches, un pueblo indígena de las Islas Canarias.

Si buscas una ciudad viva y llena de historia, Las Palmas es un lugar ideal donde alojarse en Gran Canaria. Encontrarás muchos hoteles en el centro histórico de la ciudad. 

2. Maspalomas

Maspalomas es un pequeño pueblo situado en el sur de Gran Canaria y un excelente lugar donde hospedarse en Gran Canaria.

Y si atrae a tantos turistas, es principalmente por sus playas. De hecho, la ciudad está situada cerca de la Playa del Inglés, la playa más grande de la isla.

Pero Maspalomas también atrae por su desierto y sus dunas. La reserva natural de las Dunas de Maspalomas ofrece espléndidos paisajes desérticos. 

Tendrás la oportunidad de hacer un paseo en camello, una expedición en quad o de pasar una noche bajo las estrellas en el corazón de las dunas.

La Charca de Maspalomas está situada al este de la ciudad. Es un pequeño y muy agradable tramo de agua en medio del desierto, perfecto para disfrutar del tranquilo e idílico paisaje. 

Por la mañana, los turistas se reúnen allí para observar las aves migratorias, que se detienen allí antes de llegar al continente africano.

Maspalomas es un lugar ideal donde dormir en Gran Canaria y tomarlo como campo base desde el que explorar la isla. La localidad tiene una amplia oferta alojativa para todos los gustos y bolsillos.

3. Playa del Inglés

3.000 metros de arena dorada y agua a la temperatura perfecta: Playa del Inglés es el lugar perfecto para quedarse en Gran Canaria y tomar el sol. 

Situada en el sur de Gran Canaria justo a continuación de Maspalomas, la playa más larga de la isla atrae a muchos turistas en busca de aventura, actividades y también relax.

Playa del Inglés ofrece muchas actividades náuticas: kitesurf, surf, remo, buceo, etc… Alquila un barco o reserva una excursión marítima para disfrutar de las cálidas aguas azules. También ofrece muchas actividades deportivas: tenis, voleibol de playa, golf.

Si prefieres relajarte simplemente disfruta de la playa, da un paseo por el Paseo Costa Canaria, un hermoso paseo peatonal, o simplemente camina a lo largo de la costa.

¿Hay mal tiempo? No pasa nada.En Playa del Inglés encontrarsá varios centros comerciales para ir de compras. Visita el Yumbo Centrum, en la Avenida de España, o el Kasbah, en la Plaza del Teide.

Para combinar la relajación y las actividades, Playa del Inglés es el destino perfecto para dormir en Gran Canaria. Hay algo para que todos los miembros de la familia disfruten de las vacaciones, 

4. Meloneras

Meloneras también se encuentra en el sur de la isla de Gran Canaria. El balneario es el más famoso de la isla. Y por una buena razón: su entorno absolutamente idílico y digno de una revista, atrae a los viajeros que buscan descanso y relajación.

¿Qué hay en la agenda? Natación, paseos por la playa, puestas de sol, balnearios y compras. En Meloneras, no te aburrirás. 

La ciudad tiene campos de golf, spas, tiendas y ofrece muchas actividades como el snorkel, el buceo, el surf… 

Incluso puedes hacer una excursión de aventura en los fabulosos alrededores de la ciudad.

Sólo podemos aconsejarte que disfrutes de la rica y atractiva gastronomía del lugar. Hay muchos restaurantes con impresionantes vistas al océano donde se puede disfrutar de platos absolutamente deliciosos. 

Aprovecha la proximidad del mar para disfrutar de platos a base de pescado o marisco, pescados en la misma mañana.

Si estás buscando un lujoso balneario para relajarte durante tus vacaciones, Meloneras es el destino perfecto donde alojarse en Gran Canaria. Sus playas son fabulosas, sus paisajes son impresionantes, su cocina exquisita …

Muchos hoteles de lujo están disponibles en Meloneras. El Hotel Lopesan Costa Meloneras ofrece una vista de la playa y las imperdibles dunas de arena.

5. Puerto Rico

Situada en el sureste de Gran Canaria, Puerto Rico es sin duda una de las ciudades más famosas de la isla. De hecho, es uno de los destinos favoritos de los turistas que visitan la isla por muchas razones.

En primer lugar, la ciudad sorprende por su ubicación, en el corazón de las montañas. Los edificios blancos se levantan en la colina, para bajar a la arena rubia y al agua azul celeste. 

La playa es bastante grande pero sigue siendo íntima y particularmente agradable.

Al estar situado en la costa, en Puerto Rico se encuentran muchas actividades acuáticas. Pesca, jet-ski, surf, buceo, kayak, jet-ski… Algo para vacacionistas de todas las edades.

Pero Puerto Rico es sobre todo la ciudad ideal para ver delfines. Varias empresas ofrecen un viaje en barco para observar a estos magníficos mamíferos.

Puerto Rico fue la primera ciudad de Gran Canaria en construir una playa artificial. Está situada en el centro de la ciudad, en el lado del puerto. Sus aguas tranquilas permiten a los niños disfrutar del agua al máximo, para la tranquilidad de los padres. 

Se han instalado tumbonas en la arena, y hay restaurantes y bares cerca. Sin embargo, hay que tener cuidado con el alto número de visitantes en temporada alta, que transforman este pequeño pedazo de paraíso en una playa muy turística llena de veraneantes.

En cuanto a la ciudad de Puerto Rico, su centro es agradable para pasear y disfrutar de la arquitectura y los colores de las casas. También encontrarás centros comerciales, tiendas locales, restaurantes y bares.

Por último, hay varias rutas de senderismo desde Puerto Rico para descubrir los alrededores de la ciudad. ¡Asegúrate de revisar las rutas para aprovechar al máximo la aventura, y no olvides tu botella de agua!

Puerto Rico es el lugar perfecto donde hospedarse en Gran Canaria con tu familia. Encontrarás un animado centro de la ciudad, actividades para toda la familia y, lo más importante, la oportunidad de observar a los delfines en una excursión al corazón del Océano Atlántico.

Además de este artículo sobre las mejores zonas de Gran Canaria también te puede interesar: Las mejores zonas de Tenerife, las mejores zonas de Lanzarote, las mejores zonas de Fuerteventura, las mejores zonas de La Palma

6. Puerto de Mogán

En la extensión occidental de Puerto Rico, al suroeste de la isla de Gran Canaria, se encuentra el Puerto de Mogán. Es un típico pequeño balneario, que recuerda a un pueblo de pescadores. 

Pequeñas casas blancas con persianas de colores y un adorable pequeño puerto deportivo están rodeados de magníficos acantilados desérticos, todos con vistas a una hermosa playa de arena dorada y aguas azules.

El Puerto de Mogán es sobre todo un pequeño rincón de relajación. Lejos de los lugares de turismo de masas, la pequeña ciudad es bastante tranquila en comparación con las ciudades presentadas anteriormente. Una ciudad colorida, muy tradicional y agradable.

En cuanto a las actividades, encontrarás las clásicas actividades acuáticas: pesca, surf, jet-ski, remo, etc… 

No dudes en contratar excursiones que te llevarán en barco a los lugares más bellos para hacer snorkel o buceo y descubrir la vida marina.

La ciudad te ofrece un magnífico escenario para dar un paseo. Sus pequeñas calles sombreadas son muy agradables, y están llenas de pequeñas tiendas locales. Vale también la pena pasear por el puerto, muy animado al atardecer. 

Descubre el molino quemado de Mogán, la Ruta Sur y la iglesia de San Antonio de Padua. Explora el mercadillo para abastecerte de especias, recuerdos y ropa. 

Por las noches, aprovecha los restaurantes de la playa para disfrutar de una buena cena en este idílico entorno.

Si buscas un lugar tranquilo, típico y alejado del ajetreo turístico, Puerto de Mogán es el lugar para dormir en Gran Canaria. Aquí podrás recargar las pilas, descubrir las costumbres locales, disfrutar de las actividades acuáticas y relajarte en paz y tranquilidad.

7. Agaete

Esta vez estamos en el noroeste de la isla. Agaete es un pequeño pueblo costero tradicional en el corazón de los altos picos volcánicos.

En Agaete, podrás disfrutar del aire fresco mientras paseas por el centro histórico y observas sus magníficos edificios del siglo XIX. Pequeñas casas blancas con balcones de colores iluminan las calles típicas de la ciudad. 

Aprovecha la oportunidad de admirar la iglesia de Nuestra Señora de la Concepción, construida en 1874, y de visitar el museo que se encuentra al lado.

Tómate un momento para caminar por el Huerto de las Flores, un jardín del siglo XIX con más de 300 plantas tropicales. Para que el placer dure, siéntate en el pequeño café en medio del jardín.

Finalmente, para aprender más sobre Agaete y las Islas Canarias en general, visita el museo de la ciudad.

Cuando caiga la tarde, aprovecha el magnífico entorno de la playa y las alturas de Agaete para cenar en uno de los deliciosos restaurantes de la ciudad y disfrutar del pescado recién pescado.

En una pequeña expedición, descubre la Necrópolis de Maipés, un sitio arqueológico excepcional cerca de Agaete con 700 tumbas y montículos de piedra volcánica. 

También puedes bajar al Puerto de las Nieves, un encantador pueblecito costero de casas blancas y azules, muy agradable para desconectar por un día.

Agaete es un pequeño pueblo muy típico donde te sentirás muy a gusto. Es un lugar perfecto para relajarse y donde se puede disfrutar de buenos restaurantes y paisajes impresionantes. Hay muchos alojamientos disponibles en toda la ciudad.

8. San Agustín

En el sur de la isla, cerca de la Playa del Inglés, está la Playa de San Agustín. Es una de las playas turísticas más tranquilas de la isla de Gran Canaria. 

Es muy popular por los turistas que buscan todas las actividades que se ofrecen más al sur, pero con el añadido de la paz y la tranquilidad.Lejos del bullicio de las ciudades turísticas de Maspalomas y Meloneras, San Agustín ofrece las mismas actividades. 

Surf, remo, jet-ski: con sus 600 metros de largo y sus aguas tranquilas, la playa de San Agustín es el lugar perfecto para disfrutar del mar, incluso con los niños más pequeños. 

Muchos proveedores locales también ofrecen excursiones marítimas para hacer snorkel y buceo en el océano y para observar el mundo marino.

Los bares, restaurantes, tiendas de artesanía y boutiques están situados en el paseo marítimo y en el centro de la ciudad. El centro de la ciudad es agradable y colorido, perfecto para pasear por las calles y callejuelas sombreadas durante todo el día. 

Para una sesión de compras, dirígete al centro comercial de la ciudad. Y para una sesión más relajada, hay un gran centro de talasoterapia no muy lejos de la ciudad.

San Agustín es la alternativa perfecta para alojarse en Gran Canaria entre los lugares muy turísticos y los pueblos mucho más tranquilos. Es un lugar tranquilo con muchas actividades para jóvenes y mayores. 

9. Tejeda

Tejeda se encuentra en el corazón de la isla de Gran Canaria, a unos 40 km de Las Palmas de Gran Canaria, la capital, y aunque no está junto al mar, la ciudad ofrece muchas actividades para ocupar tu estancia. 

Tejeda también se considera una parada imprescindible para todos los turistas que deseen descubrir y experimentar el rico patrimonio de Gran Canaria. Es una ciudad que propone muchas actividades culturales. 

Se puede visitar el Museo de Escultura de Abraham Cárdenas, un artista de Tejeda, el Museo Etnográfico, para descubrir la historia de la isla y la ciudad, y el Parque Arqueológico del Bentayga, un ecomuseo sobre la Roca de Bentayga.

Pero la ciudad también tiene muchos restos arqueológicos. La Roca Bentayga es uno de los principales sitios naturales de la isla, y permite visitar un lugar sagrado que alberga cuevas, grabados y pinturas. También está Las Cuevas del Rey.

Para una pequeña sesión de expedición, toma la dirección del Centro de Interpretación de Degollada de Becerra, en la carretera entre La Cruz de Tejeda y los Llanos de la Pez. El sitio de información de etnografía local ofrece una impresionante vista panorámica de todas las tierras.

También puedes subir a La Cruz de Tejeda, que ofrece una increíble vista de la isla y te permite instalarte con la familia, los amigos o incluso a solas para un picnic o un simple momento de relajación.

Cerca de allí está el Parador Nacional, un parque nacional que vale la pena visitar. Por la mañana hay un pequeño mercado donde se pueden encontrar muchos artesanos y vendedores de productos tradicionales.

El símbolo de la isla de Gran Canaria es la Roca del Roque Nublo, que se encuentra en Tejeda. Una enorme roca de 70 metros de altura, que se cree que apareció durante la actividad volcánica del período Pleistoceno. 

No muy lejos hay otra roca, El Fraile, que nos recuerda a un monje en posición de oración.

Aprovecha el fabuloso entorno de Tejeda para hacer una excursión a Ojeda, Inagua o los Pechos, ofreciendo increíbles vistas panorámicas.

El centro de la ciudad también ofrece su cuota de atractivos turísticos. Durante un paseo por sus callejuelas aprovecha para observar la iglesia de Nuestra Dama del Socorro, que data de 1921. También haz una parada en sus pequeñas tiendas de artesanía para encontrar recuerdos y regalos originales.

Tejeda es una ciudad llena de cultura. Es el lugar que no hay que perderse si se quiere aprender más sobre la historia de la isla, descubrir lugares típicos y hacer senderismo para disfrutar de fabulosos paisajes. 

Hay alojamiento disponible en toda la ciudad, pero ningún lugar como el centro histórico para tener acceso a todas las comodidades a pie.

10. Arguineguin

Situada en el sur de la isla, al oeste de Maspalomas, Arguineguin es una ciudad portuaria bastante típica y agradable de visitar. Pequeñas casas blancas instaladas a la orilla del mar y pequeños callejones sombreados ofrecen un escenario de vacaciones muy agradable. 

Para comer, aprovecha los suntuosos restaurantes a la carta, que ofrecen platos gourmet de pescados y mariscos recién pescados.

Todos los martes, la ciudad alberga el mayor mercado de la isla, donde se puede pasear y encontrar productos frescos, pescado, productos locales, recuerdos y creaciones artesanales.

En la playa de Arguineguín, tómate el tiempo para pasear o disfrutar del océano practicando una actividad acuática (remo, surf, buceo, snorkel, etc…).

Deja un comentario