Dónde alojarse en la Palma: las mejores zonas

Dónde alojarse en La Palma

En este artículo, no sólo describiremos lo que hace de esta isla una joya escondida, sino que también te contaremos cuáles son las mejores zonas dónde alojarse en La Palma. A pesar de que esta isla tiene un área de sólo 273 millas cuadradas, es bastante montañosa y te parecerá mucho más grande cuando llegues a ella. 

Como una de las islas canarias más occidentales, La Palma no es tan conocida como sus hermanas mayores de Tenerife, Gran Canaria y Fuerteventura. En términos de turismo, La Palma definitivamente pasa más desapercibida.

La Palma te ofrece reservas naturales, volcanes activos y playas paradisíacas; de hecho, toda la isla ha sido declarada Reserva de la Biosfera por la Organización de las Naciones Unidas, lo que significa que aquí puedes encontrar muchas oportunidades de ecoturismo.

Antes de entrar en detalles sobre los maravillosos lugares donde puedes dormir en La Palma, repasemos alguna información clave que debes conocer antes de tu llegada:

El Aeropuerto Internacional de Santa Cruz de La Palma (SPC) es el más pequeño de las Islas Canarias, pero en él operan una docena de aerolíneas que llegan desde destinos tan lejanos como Berlín. 

Hay algunos vuelos chárter sin escalas que tienden a ser más caros que los vuelos que conectan a través del aeropuerto internacional de Tenerife (TFN). 

Muchos viajeros que aterrizan en TNF se dirigen a La Palma a bordo de un ferry operado por flotas turísticas como Transmediterránea y Fred Olsen; es una opción inteligente no sólo porque se consigue ahorrar en los costes de transporte sino también porque la aproximación a la isla desde el mar es bastante escénica.

Las mejores zonas donde alojarse en Las Palmas

1. Llanos de Aridane

Los Llanos de Aridane es el municipio más poblado de la La Palma, aunque tan solo viven en él 20.000 residentes. Lo que te da una idea de lo pequeña que es la isla.

Como su nombre sugiere, los Llanos son una serie de pequeños valles en los que no hay que lidiar con colinas empinadas, especialmente cuando se camina por el pequeño pueblo que lleva su nombre.

La costa no está lejos de Llanos; incluso en el punto más oriental, cerca de las montañas, las playas están a sólo cinco kilómetros de distancia.

No puedes equivocarte al elegir Llanos como tu lugar de alojamiento en La Palma. El transporte local en autobús te conectarán con todas las demás zonas de la isla, y también encontrarás agencias de alquiler de coches. 

Es muy recomendable que alquiles un coche porque la red de carreteras está en buenas condiciones y podrás disfrutar de paisajes alucinantes a tu aire.

Como se mencionó anteriormente, podrás encontrar actividades de ecoturismo sin importar donde te hospedes en La Palma. 

En Llanos, puedes visitar el Barranco de Las Angustias, un lugar de interés turístico de primer orden que ofrece impresionantes vistas de las montañas. También puedes organizar una jornada de senderismo en la cercana La Caldera, que es una reserva natural volcánica.

Mientras que algunas partes de La Palma han evolucionado a economías dedicadas principalmente al turismo, Los Llanos de Aridane todavía se aferra a sus riquezas agrícolas de siempre. Las plantaciones de plátanos rodean la pequeña ciudad, dando así una vibración muy tropical. 

No dejes de pasear por las encantadoras plazas Chica y Glorieta, y visita el Museo de Arqueología de Benahorita que cuenta con colecciones de artefactos que datan de las épocas en que los clanes norteafricanos se asentaron en la isla.

En el municipio de Llanos y en los destinos cercanos es donde podrás encontrar la mayor diversidad de opciones de alojamiento para dormir en La Palma. Puedes encontrar docenas de hoteles que van desde los lujosos hasta los económicos. 

Los alquileres vacacionales a largo plazo han ido surgiendo en los últimos años; los más solicitados están convenientemente ubicados cerca del centro comercial Trocadero, donde se encuentra un mercado de granjeros que también ofrece artesanías.

2. Tazacorte

Este pequeño pueblo es un lugar ideal donde alojarse en La Palma para los turistas que buscan vacaciones de sol y playa. Si tu idea de una estancia perfecta en La Palma implica un hotel de lujo frente a la playa, Tazacorte no te decepcionará. 

Prácticamente todos los hoteles y apartamentos de larga estancia en este pueblo costero reciben constantemente excelentes críticas. Las dos playas de Tazacorte están bendecidas con arena negra volcánica que siempre es fresca al tacto. 

La playa principal se puede ver desde los balcones de muchos hoteles, pero también hay una cala virgen escondida con una hermosa playa al sur. 

A pesar de ser un lugar pequeño, Tazacorte tiene mucho entretenimiento en cuanto a restaurantes y bares frente al mar; todo tiene estilo y se siente como nuevo porque en realidad gran parte se desarrolló en los últimos años. 

La mayoría de los hoteles de la playa son ideales para familias, aunque también hay un par de hoteles sólo para adultos.

3. Barlovento

Situado en la parte norte de la isla, Barlovento es un pequeño paraíso para los ecoturistas y uno de los lugares más encantadores donde alojarse en La Palma. 

Este pequeño pueblo se encuentra a unos 500 metros sobre el nivel del mar y está rodeado de montañas, y tiene unas fabulosas vistas al océano. 

Cuando pases por aquí, asegúrate de subir al pico Roque de los Muchachos, donde podrás tomar increíbles fotos para publicarlas en Instagram. Toda la zona está densamente forestada,

Acércate también a La Fajana que consiste en una laguna que ha sido convertida en una piscina al lado del océano.

En Barlovento sólo hay un puñado de hoteles y casas de campo, además de algunos pubs y restaurantes; sin embargo, la experiencia es inolvidable, sobre todo si se puedes reservar alojamiento con vista panorámica del océano. 

Los precios son muy razonables y no tendrás que ir muy lejos para llegar a la playa.

4. El Paso

De tamaño similar a Los Llanos pero con un terreno más montañoso, El Paso es una ciudad más grande donde se puede encontrar historia, ecoturismo, gastronomía y lugares encantadores donde domrir en La Palma. 

En el siglo XIX, El Paso fue un importante punto de comercio con una vibrante industria textil. La elegante arquitectura castellana de El Paso se ha mantenido con cariño a lo largo de las décadas, y es evidente que esta solía ser una ciudad próspera.

Encontrarás tantas opciones de alojamiento aquí como en Los Llanos, pero seguramente algo más asequibles. 

El pueblo tiene una pequeña zona con vida nocturna donde encontrarás animadas tabernas en las que puedes disfrutar de vinos locales y tapas con queso de granja hecho en la zona, así como «papas arrugadas», papas cubiertas con una salsa picante que evoca los sabores caribeños.

Además de este artículo sobre las mejores zonas donde alojarse en la Palma también te puede interesar: Las mejores zonas de Tenerife, las mejores zonas de Lanzarote, las mejores zonas de Fuerteventura, las mejores zonas de Gran Canaria

5. Puntagorda

Situado en el extremo noroeste de la isla, Puntagorda es uno de los lugares con más clase donde alojarse en La Palma. Esta parte de la ciudad se siente aislada y mágica; es muy recomendada para parejas por sus increíbles vistas de los cielos estrellados nocturnos. 

Puntagorda está justo en la línea de la costa, pero las playas cercanas son sólo casi más recomendables para explorar y que para nadar. Los vientos y las corrientes aquí pueden ser traicioneras; Sus playas son pequeños puntos de arena dorada en el fondo de majestuosos acantilados.

Aunque la mayoría de los viñedos de La Palma se cultivan en el sur, la mayoría de los vinos locales se sirven en Puntagorda, y piden ser degustados. 

Este es un buen lugar para disfrutar de la cocina local en los restaurantes de buena cocina o en los pintorescos bistrós que ofrecen amplias vistas del Océano Atlántico. 

En cuanto al alojamiento, puedes esperar pagar más, pero valdrá la pena porque los hoteles son en su mayoría nuevos y ofrecen comodidades como grandes terrazas donde puedes descansar por las tardes mientras disfrutas de la puesta de sol.

6. Breña Alta

Las Breñas de La Palma se refieren a un par de regiones situadas al sur de la ciudad portuaria capital de Santa Cruz. Breña Alta tiene una pequeña sección de costa pero es mayormente montañosa, mientras que Breña baja tiene la mayor parte de las playas. 

Aunque esta parte de la isla es mayormente residencial, hay también oferta hotelera y alquileres vacaciones. Si dispones de coche de alquiler es una opción a considerar para dormir en La Palma ya que puedes conseguir buenos precios, estando bien ubicado, y con tu movilidad garantizada.

Si tienes en mente el sol y la playa, la playa de Los Guinchos es el lugar donde encontrarás lo que buscas. No es una gran zona turística, pero ofrece servicios como bares y restaurantes con vista directa al océano. 

Los residentes de temporada que pasan unas semanas en La Palma encontrarán en Breña Alta alquileres de vacaciones a largo plazo que van desde estudios de playa hasta casas de campo a un precio razonable.

7. Breña Baja

Breña Baja es el hogar del pequeño aeropuerto internacional SPC. Los viajeros aéreos cuyas vacaciones sólo duren unos pocos días pueden encontrar conveniente ir desde el aeropuerto a sus hoteles de la Breña Baja, que están situados en gran parte a lo largo de las playas. 

En comparación con Breña Alta, esta zona costero tiene mucho más que ofrecer en términos de turismo tradicional. Esta zona, que solía ser principalmente agrícola, se ha convertido en un importante distrito turístico. 

Lo que es interesante de Breña Baja es que su gradual pendiente ascendente desde las playas hasta las montañas aseguran buenas vistas al mar desde las habitaciones de la mayoría de hoteles.

Si te quedas en algún hotel situado en el extremo occidental de la Breña Baja, estarás más cerca de las reservas naturales y las granjas, y podrás seguir teniendo vistas al mar desde la terraza. 

No hay hostales, sin embargo sí hay hoteles económicos cercanos a la playa que ofrecen alojamiento a precios muy bajos.

8. Santa Cruz de La Palma

Como es de esperar de una capital costera, Santa Cruz ofrece un poco de todo. Este es un lugar muy interesante para alojarse en La Palma. Incluso si eliges alojarse en otra parte de la isla, Santa Cruz bien se merece una visita

Las actividades turísticas de Santa Cruz comienzan en la Avenida Marítima, que cuenta con una arquitectura encantadora y colorida. Da cierta sensación de ser una versión en miniatura de La Habana. 

El distrito comercial de la calle Anselmo Pérez te llevará a la calle Real, donde encontrarás muchos restaurantes, cafés y pubs con terrazas al aire libre. La zona de la vida nocturna está más cerca de la terminal del ferry, y es la mejor para salir de marcha en la isla.

A nivel de alojamiento, una de las zonas que más nos gusta es la Avenida Marítima donde se encuentran muchos hoteles.

La oferta de alojamiento de la ciudad se compone de hoteles boutique, modestas posadas y bastantes alquileres vacacionales. A pesar de ser una capital, no encontrarás grandes hoteles de cadenas hoteleras internacionales porque es un lugar relativamente pequeño.

9. Puerto Naos

Este antiguo puerto de pesca y comercio se ha transformado en una tranquila ciudad costera que está separada de los Llanos de Aridane por una pequeña cadena montañosa. 

Sin duda, las playas de arena negra de Puerto Naos son su principal atracción. Cuando el oleaje se encuentra con los oscuros sedimentos volcánicos de la playa, la reacción entre el agua salada y los minerales da como resultado grandes cantidades de espuma efervescente. 

A diferencia del extremo noroeste de La Palma, los mares son más tranquilos e ideales para nadar durante varios meses. La playa principal se llama Puerto de Naos, pero hay otras al sur como la Playa Chica.

Hay una buena selección de hoteles y alquileres vacacionales para elegir en Puerto Naos; bastantes están situados a pocos pasos de la playa, pero los viajeros experimentados te dirán que los alojamientos rurales cerca de las plantaciones de plátanos son más cómodos, encantadores y asequibles. 

Vale la pena considerar las opciones de bed & breakfast rural en lugar de los hoteles frente a la playa ya que tienen precios moderados.

10. Fuencaliente de La Palma

Quedarse en Fuencaliente, un pequeño pueblo costero en el extremo sur de la isla, es una obligación si estás interesado en la geología. El término «caldera», que describe el terreno hueco que quedó después de un colapso volcánico, fue acuñado aquí mismo. 

Se sabe que los investigadores de vulcanología se quedan en esta ciudad porque ofrece un fácil acceso tanto a los cráteres vivos como a los inactivos. Si haces de Fuencaliente tu campo base de vacaciones en La Palma, asegúrate de reservar una excursión de senderismo a un volcán cercano.

Seguramente habrás notado que no hemos mencionado en este artículo los complejos turísticos de playa con todo incluido; realmente no hay muchos en La Palma, pero encontrarás dos en Fuencaliente, y ambos son espectaculares. 

Fuencaliente es perfecto para los aficionados al ecoturismo y los excursionistas; además de los dos balnearios mencionados, la mayoría de los hoteles son posadas rurales. 

No hay vida nocturna y sólo unos pocos restaurantes y cafés, pero todos sirven platos gourmet locales.

11. Tijarafe

Las costas occidentales de La Palma están emergiendo como joyas ocultas del ecoturismo de las Islas Canarias, y es aquí donde se encuentra Tijarafe, un pueblo al sur de Puntagorda que es muy rural incluso para los estándares de esta isla. 

No encontrará barrios o comunidades residenciales en Tijarafe. Las viviendas están separadas por tierras de cultivo y zonas boscosas. No hay una gran zona turística, sino pequeñas zonas urbanizadas. 

Tijarafe es para los amantes del ecoturismo, que disfrutan de actividades como el senderismo, las visitas turísticas, la exploración de playas vírgenes y la degustación de productos frescos de granja como el vino, el queso y la cerveza artesanal. 

Los únicos alojamientos son casas de huéspedes, casas de campo y posadas rurales, pero todos ellos ofrecen mucho encanto y comodidad. También hay algunas casas de costa que han sido convertidas en hoteles rurales con una agradable vista al océano. 

Dispone de un par de pequeñas playas razonablemente accesibles, sin embargo la mayoría son calas rocosas que es mejor explorar con guías locales. Una notable atracción es Poris de Candelaria, que es una mini aldea construida dentro de una cueva junto al mar.  

12. Los Cancajos

Situado entre Breña Alta y Breña Baja, justo al sur de Santa Cruz, Los Cancajos es un distrito turístico costero que solía ser un pueblo de pescadores. 

Su ubicación a medio camino entre la terminal del puerto de transbordadores y el aeropuerto internacional SPC lo hace muy estratégico para los visitantes.

Muchos de sus visitantes son buceadores europeos que pasan los fines de semana explorando los espetones de lava submarinos que dieron forma al fondo marino de la costa occidental de La Palma hace millones de años.

El submarinismo es sólo una de las actividades turísticas que se pueden disfrutar en Los Cancajos. La playa, con bandera azul, es la principal atracción.

Al explorar los increíbles cancajos, que son calas, comprenderás por qué fueron colonizados por antiguas tribus del norte de África.

Muchas familias consideran a Los Cancajos como uno de sus lugares de vacaciones favoritos por varias razones. En primer lugar, las formaciones de arrecifes creadas por las erupciones volcánicas forman una barrera natural contra el fuerte oleaje y las fuertes corrientes, lo que hace que sea más seguro para nadar. 

En segundo lugar, los hoteleros locales hacen todo lo posible para que sus habitaciones sean cómodas para las familias que se alojan con niños. 

Descubrir el resto de La Palma es fácil cuando te quedas en Los Cancajos. El servicio de autobuses locales conecta toda la isla y podrás visitar jardines botánicos, los parques de la isla, reservas naturales, rutas de volcanes y más. 

El principal paseo peatonal de Los Cancajos ofrece bastantes restaurantes de cocina local e internacional, y hay muchas tiendas con todo le puedas necesitar si decides quedarte aquí una temporadita. 

Por último, vale la pena disfrutar de sus restaurantes de mariscos que se nutren de la pesca fresca se trae de los muelles cercanos.

Deja un comentario