Dónde alojarse en Jamaica: Las mejores zonas

Dónde alojarse en Jamaica

En este post le recomendamos las mejores zonas dónde alojarse en Jamaica. La isla ofrece destinos para todo tipo de viajeros, y aquí te proponemos los mejores desde los más animados hasta otros más tranquilos. 

Dónde alojarse en Jamaica: Las mejores zonas

1. Montego Bay, donde alojarse en Jamaica en un destino completo que tiene de todo

Montego Bay, una ciudad muy turística situada en la costa norte de la isla, es una brillante y bulliciosa mezcla de culturas, con visitantes, lugareños y expatriados de todo el mundo. Es además, uno de los destinos más populares para alojarse en Jamaica.

Cabe destacar que el aeropuerto internacional de Sangster está situado en las afueras de esta ciudad portuaria.

Con sus playas de arena blanca, los arrecifes de coral y las cálidas y transparentes aguas de la bahía, es un destino ideal para pasar sus vacaciones en un complejo de todo incluido, o simplemente holgazaneando en las playas. 

Sin embargo, vale la pena combinar el disfrute de un resort todo incluido con tiempo para explorar lo mucho que ofrece esta fascinante isla.

En la ciudad, la avenida Gloucester, conocida como «Hip Strip», se encuentra en la parte trasera de la playa y es un buen lugar para empezar a aclimatarse a su nuevo estilo de vida vacacional. 

Aquí encontrará multitud de bares, discotecas, restaurantes, almacenes, tiendas de recuerdos y hoteles de precio medio.

Explore la ciudad y su historia. La plaza de Sam Sharpe se considera el centro de la ciudad, y fue el epicentro del movimiento antiesclavista a principios del siglo XIX liderado por Sam Sharpe, él mismo un esclavo propiedad de un abogado inglés.

Aunque fue ahorcado en 1832 por iniciar las revueltas antiesclavistas, su pasión hizo girar el engranaje, y sólo dos años después, el 1 de agosto de 1834, se abolió la esclavitud en Jamaica. 

Gran parte de esta zona ha conservado sus antiguas e históricas calles adoquinadas y edificios como The Cage, una prisión para esclavos fugitivos, y partes del antiguo palacio de justicia siguen en pie.

De las muchas playas vírgenes de la costa, Doctor’s Cave Beach, que se dice que se alimenta de manantiales minerales terapéuticos, fue probablemente la primera en atraer a visitantes internacionales adinerados que llegaban para tratar sus diversas dolencias, mucho antes de la llegada de los paquetes vacacionales.

Otras playas destacables son, cerca de la avenida Gloucester, el parque temático Aqua-Sol Beach, que incluye toboganes y karts, y Cornwall Beach. 

La playa de Rose Hall y la de Tropical Beach se encuentran en las afueras de la ciudad. La mayoría de las playas tienen sus propios clubes de playa, bares y restaurantes.

Entre los lugares que se pueden visitar se encuentran los clubes de golf White Witch y Cinnamon Hill, y el Chukka’s Jungle Outpost, donde se puede aprender un poco de historia jamaicana mientras se practica la tirolina o el river-tubing.

Si le gusta la naturaleza y un poco de observación de aves, visite Bunkers Hill Cultural Experience, donde podrá conocer la historia de los pueblos de la isla, disfrutar de una comida tradicional jamaicana y alimentar a los colibríes multicolores.

Si lo que prefiere es el mundo de los espíritus, puede conocer la espeluznante historia de la embrujada Rose Hall Great House y su infame propietaria de la plantación, Annie Palmer. 

Para mantener a los niños ocupados, el Centro Ecuestre Half Moon, situado en el mismo lugar, cuenta con ponis, burros, cabras y conejos que se pueden acariciar.

Para rematar el día, puede comer, beber y festejar toda la noche en su complejo de todo incluido, o en uno de los muchos bares, clubes y restaurantes de la ciudad, especialmente en el Hip Strip.

En Montego Bay, hay toda una gama de alojamientos, desde Airbnb y casas de huéspedes hasta hoteles de gama media, retiros sólo para adultos, villas frente al mar y suntuosos complejos con todo incluido.

2. Negril, una de las zonas más populares donde dormir en Jamaica

Situado en la costa oeste de Jamaica, Negril es el lugar ideal para alojarse en Jamaica si se busca un destino que ofrezca todas las atracciones de la gran ciudad, sin todo el bullicio de ésta. 

Famosa por sus gloriosas puestas de sol, la playa se extiende a lo largo de ocho kilómetros de costa, donde encontrará impresionantes hoteles de cinco estrellas y complejos de todo incluido, bares y restaurantes de playa, chiringuitos y tiendas de recuerdos.

En el extremo oeste de la playa, los acantilados se elevan majestuosamente desde el mar donde se encuentran toda una serie de villas, Airbnb’s, hostales de gama media, casas de huéspedes y hoteles boutique de lujo. La mayoría con impresionantes vistas al mar. 

La zona de los acantilados también cuenta con hermosos jardines, en los que se puede disfrutar de una boda, relajarse con una bebida fresca mientras se toma el sol, o disfrutar de las puestas de sol.

En las calles de Negril encontrará multitud de tiendas, bares y restaurantes, con vendedores de comida callejera.

En la playa, puede disfrutar de un poco de snorkel o parapente o puede unirse a uno de los populares cruceros de fiesta con música y alcohol a bordo de un catamarán. 

Si lo suyo son las actividades deportivas, a sólo 30 minutos en coche de la ciudad se encuentra el Parque de Aventuras y Deportes JamWest, donde podrá disfrutar de un paseo en vehículos todoterreno, tirolinas, hacer un poco de escalada en roca o lanzarse por un tobogán acuático extremo a la piscina de abajo.

El Parque de Aventuras Kool Runnings es otro de los lugares más populares entre las familias y los grupos, e incluye paseos en balsa, toboganes de agua, además de carreras de karts y paintball.

Las noches pueden ser tan activas o tranquilas como usted quiera. En las zonas de acantilados de Negril, podrá cenar al aire libre mientras contempla la puesta de sol, o buscar el ritmo de un bar local de reggae. 

Si lo que quiere es algo más animado, diríjase a la zona de la playa y sus bares nocturnos, restaurantes y conciertos improvisados en la playa.

El alojamiento es bueno en todos los niveles.

3. Ocho Ríos, zona turística con playas paradisíacas, cascadas, hoteles de lujo, y actividades al aire libre

Con el tercer aeropuerto internacional de la isla en sus afueras, Ocho Ríos es una ciudad turística y puerto de cruceros situado en la costa norte de Jamaica. 

Aquí se encuentra un alto porcentaje de complejos de lujo con todo incluido, donde los huéspedes pueden disfrutar de su tiempo en las mejores instalaciones.

Turtle Beach rodea la bahía en la parte delantera de la ciudad y está repleta de hoteles de lujo, complejos de todo incluido, restaurantes, bares y discotecas. 

Si el ambiente es un poco ajetreado para su gusto, a 15 minutos a pie fuera de la ciudad podrá llegar a Mahogany Beach, o un corto paseo en taxi a lo largo de la costa le llevará a Reggae Beach, la más tranquila de estas tres playas.

En la ciudad, el lugar ideal para pasar algo de tiempo después de la playa es Main Street. Este bullicioso bulevar está lleno de cafés y restaurantes, locales de comida rápida y cafeterías, complejos comerciales y mercados locales. 

No deje de visitar Island Village, una réplica de pueblo jamaicano con tiendas y restaurantes que incluye además un interesante Museo del Reggae.

Al estar cerca del puerto de cruceros, es la principal zona a la que se dirigen los pasajeros de los cruceros durante su estancia en tierra, por lo que puede estar muy concurrida. 

También es la principal zona para cenar y beber por la noche. Con un poco de reggae para que no falte el ambiente jamaicano.

En la parte trasera, en la parroquia de Santa Ana, se encuentran exuberantes bosques tropicales, parques de aventura y las famosas cataratas del río Dunn, lo que convierte a Ocho Ríos en una base ideal para explorar la zona.

¿Hemos mencionado las cascadas? Las cataratas de Dunn’s River caen desde unos 55 metros de altura hasta la zona de la playa que hay debajo. 

También puede obtener una vista de pájaro desde el puente colgante, o las tirolinas aéreas que atraviesan las copas de los árboles. 

Cerca de allí, también puede explorar las cataratas Konoko, las cataratas Island Gully y las cataratas Turtle River.

Si lo que le gusta es un poco de adrenalina, pruebe a hacer rafting en bambú en el río White, o un poco de tubing a través de las olas de aguas bravas, bajando por las cataratas Island Gully o el Blue Hole.

Tanto si es un devoto del reggae como si le gusta mecerse al ritmo de cualquier cosa, es casi imprescindible hacer la excursión a Nine Mile, el lugar de nacimiento del ídolo del reggae Bob Marley. Podrá conocer su ascenso a la fama y visitar su mausoleo. 

Aunque el viaje dura aproximadamente una hora, sólo la ruta panorámica hace muy llevadero el tiempo que se pasa en el autocar.

Si le gusta la flora y la fauna tropicales, no deje de visitar los Jardines de la Selva Tropical de Cranbrook. Podrá pasear por sus jardines bellamente distribuidos, admirar las flores tropicales y disfrutar de los pavos reales. 

También cuentan con una tirolina de infarto, una bonita cafetería y una tienda de regalos.

Si Bob Marley ha quedado marcado para siempre en el folclore jamaicano, también lo están las hazañas del equipo jamaicano de bobsleigh de las Olimpiadas de 1988, que se hicieron famosas gracias a la película Cool Runnings.

Desde Ocho Ríos, reserve una excursión a la Montaña Mística, donde le llevarán a lo alto en un telesilla, antes de bajar a toda velocidad en su bobsleigh unipersonal. La montaña también cuenta con una piscina infinita con chorro de agua, un jardín de colibríes y un sendero natural.

En Ocho Ríos hay muchos alojamientos con todo incluido, y un número limitado de hoteles de media pensión o pensión completa, hoteles boutique y Airbnb.

4. Treasure Beach, una zona de Jamaica donde disfrutar de la playa y de la tranquilidad

Si su sueño de unas vacaciones caribeñas incluye viejos barcos de pesca de madera en la arena, cabañas y casas de campo esparcidas a lo largo de la playa, y pequeños hoteles, bares y restaurantes locales de gestión familiar, Treasure Beach puede ser su lugar ideal para alojarse en Jamaica.

Situada en la costa sur de Jamaica, Treasure Beach está formada por cuatro pequeñas calas: Billy’s Bay, Frenchman’s Bay, Calabash Bay y Great Bay. 

Desde sus inicios con un solo hotel hace unos 30 años, el complejo ha crecido en popularidad, aunque su expansión ha sido cuidadosamente controlada por la población local, muy concienciada con el medio ambiente.

Aquí no hay grandes complejos con todo incluido. Sólo algunos hoteles boutique, unas pocas de villas de lujo y casas de campo de madera.

Treasure Beach se ha volcado en los deportes. A las afueras del pueblo hay un parque deportivo que ha crecido exponencialmente desde su apertura hace unos años. 

Ha atraído a estrellas del deporte como las hermanas Williams y Lennox Lewis, y a entrenadores de baloncesto y equipos de cricket estadounidenses, para entrenar y hacer jugar a los jóvenes. 

Los sábados por la noche se celebra una competición de fútbol sala, combinada con un espectáculo de talentos y sesiones de DJ. Es una velada muy popular entre los lugareños y los visitantes.

También hay un Museo de Historia Natural local a un kilómetro y medio de la ciudad. 

Las cuatro pequeñas bahías son todas muy similares. Compruebe antes de ir, ya que sólo un par de ellas tienen un chiringuito para comer y beber.

Se puede poner una toalla de playa, pero hay que tener cuidado si se va a nadar, ya que el mar puede agitarse.

Las noches suelen ser tranquilas y los menús de los restaurantes bastante limitados. Eso sí, hay un par de excelentes restaurantes de pescado y otros que ofrecen platos internacionales, incluida la pizza. 

Tampoco hay que esperar noches de fiesta hasta altas horas de la madrugada. Las noches son más bien tranquilas.

En comparación con los destinos turísticos más populares, el alojamiento es algo limitado, así que se recomienda reservar con antelación.

También te puede interesar: Dónde alojarse en Las Bahamas, dónde alojarse en la República Dominicana

5. Kingston, capital y centro cultural de Jamaica

Situada en la costa sureste de Jamaica, Kingston se convirtió en la capital de la isla en 1872 y es el gran centro comercial y cultural de la isla. 

El segundo aeropuerto internacional de Jamaica se encuentra justo al sur de la ciudad, en el puerto exterior de la bahía, y los visitantes pueden llegar al centro de la ciudad en menos de 30 minutos.

Aunque hay nueve hermosas playas caribeñas alrededor de la costa de Kingston, todas son poco turísticas ya que son utilizadas principalmente por los habitantes de Kingston en sus días o fines de semana libres. 

Algunas son de arena blanca, otras de arena negra y otras una mezcla de arena y guijarros. Aquí no hay rascacielos ni condominios con todo incluido, sólo algún que otro restaurante, bar o chiringuito.

En la ciudad, sin embargo, la cosa cambia. Aunque se dirigen más a los viajeros de negocios que a los turistas, hay hoteles y complejos de apartamentos por todas partes, siendo la zona más popular el centro de New Kingston, donde nunca se está lejos de la acción.

Los lugares de interés que hay que ver en Kingston son:

  • La Galería Nacional de Jamaica, en Ocean Blvd.
  • El Museo de Bob Marley, en el 56 de Hope Road
  • La Casa Devon, de alrededor de 1881, en el 26 de Hope Road
  • Life Yard, en Fleet Street
  • El Museo Liberty Hall, en el 76 de King Street
  • Parque William Grant, conocido como «Parade».
  • Estudios de grabación Tuff Gong, 220, Marcus Garvey Drive
  • Alpha Boys School Arts Centre, 26, South Camp Road
  • Coronation Market

Alrededor de la zona del puerto, el séptimo puerto natural más grande del mundo, encontrará varias tiendas, bares, cafés y restaurantes. Con tantas cosas que hacer en la ciudad, y tanta cultura jamaicana por explorar, no es de extrañar que no sean muchos los visitantes que llegan a sus playas.

Para las noches, encontrará muchos restaurantes locales e internacionales donde disfrutar de una comida. Y bares, discotecas y locales de ocio para todos los gustos musicales. 

Una advertencia: como todas las grandes ciudades, Kingston tiene su cuota de carteristas, estafadores y atracadores. Sea un poco precavido en la calle. Por la noche, manténgase en las calles iluminadas, no se aleje de la multitud y nunca vaya solo.

El alojamiento en todas las zonas es abundante, aunque, como ya se ha dicho, está más orientado al viajero de negocios internacional que al turista.

6. Runaway Bay, sol, arena, mar y reggae: ¿se necesita algo más?

Enclavada en la parroquia de Saint Ann, en la costa norte de la isla, entre Montego Bay, al oeste, y Ocho Ríos, al este, Runaway Bay ofrece todo lo necesario para una estancia alejada de todo, para relajarse al máximo.

Uno de los grandes atractivos de Runaway Bay es que nunca se ve inundada por las hordas que visitan los cruceros.

La mayoría de los hoteles son de tipo «todo incluido» y están situados a lo largo de la prístina orilla del mar, donde muchos de los hoteles reclaman zonas privadas de la playa para sus propios visitantes. 

A lo largo de las playas, también se encuentran chiringuitos y cabañas de souvenirs.

Runaway Bay tiene una sola calle principal con hoteles de todo incluido, pensión completa y media pensión, aunque también se pueden encontrar algunas villas y hoteles boutique, con algunas tiendas, bares y restaurantes repartidos por la ciudad.

Si no se aloja junto al mar, diríjase a la playa de Cardiff Hall o a la de Fisherman. Ambas tienen costas de arena brillante y aguas cristalinas que siguen siendo poco profundas a una buena distancia. 

Gracias a los arrecifes de coral que hay en la costa y a los miles de peces de colores de los arrecifes, la zona es también muy popular para hacer esnórquel y para bucear.

Si le apetece pasar un día fuera de las playas, la ciudad cuenta con un campo de golf de 18 hoyos y hay excursiones que le llevarán a lugares como el pueblo de Nine Mile, lugar de nacimiento de la leyenda del reggae Bob Marley, las cuevas de Green Grotto, a las afueras del pueblo, o las magníficas cataratas de Dunn’s River. 

Si se quiere algo más movido, Ocho Ríos está a unos 30 minutos en coche.

Los menús para comer fuera suelen ser poco variados, ya que se trata principalmente de platos jamaicanos locales. No obstante, hay varias marisquerías que sirven el más fresco de los mariscos, y otras en las que se ofrecen excelentes currys. 

En los bares hay mucho alcohol importado y local. No hay mejor manera de terminar el día que sentarse en un chiringuito a ver cómo se pone el sol, mientras se toma un colorido cóctel caribeño.

7. Port Antonio, donde alojarse en Jamaica en una zona tranquila

De ser una de las primeras atracciones turísticas de Jamaica, a convertirse en una zona de delincuencia e indigencia, y a resurgir para convertirse en una de las zonas más tranquilas de la isla, Port Antonio ha tenido un pasado ciertamente accidentado.

Situado en la costa nororiental de Jamaica, Port Antonio está a unas dos horas en coche de Kingston u Ocho Ríos, según el aeropuerto en el que se aterrice. 

En su día fue un puerto muy activo para la exportación de plátanos y cocos, y sigue siendo el tercer puerto más grande de la isla, con un puerto deportivo en el que se pueden ver algunos de los yates más grandes del Caribe anclados en las bahías.

Con las Montañas Azules como telón de fondo y las colinas de vegetación tropical de color verde intenso que se deslizan hasta la orilla del agua, las playas de suave arena blanca y el mar azul, tiene fama de ser una de las zonas más fotografiadas de Jamaica y se ha utilizado como telón de fondo en algunas películas notables.

Las playas son, como siempre, excelentes, y no están demasiado comercializadas. Frenchman’s Cove tiene una laguna curva donde el agua dulce se une a la del mar. Boston Beach atrae a algunos surfistas. 

Mientras que en Winnifred Beach se encuentran artesanos rastafaris vendiendo sus tallas y pescadores locales remendando sus redes.

Port Antonio también tiene tradición en la escena musical moderna. Compositores y productores llegan para dar formato a nuevas obras y producir material para algunos de los cantantes más importantes del Reino Unido y Estados Unidos. 

No es de extrañar, pues, que la mayoría de los bares de la ciudad hagan de la música una parte importante de su atractivo.

La ciudad de Port Antonio es mucho menos frenética que los grandes centros turísticos de Montego Bay, Ocho Ríos o Negril, y suele atraer más visitantes del Reino Unido y Europa que de Estados Unidos. 

No obstante, debería poder encontrar todo lo que necesita para su estancia en las tiendas y mercados habituales que salpican la zona.

Asimismo, aunque las opciones tienden a ser bastante limitadas, cenar en un restaurante local o disfrutar de un cóctel en los bares de la zona es una forma estupenda de relajarse tras un ajetreado día explorando la isla.

Port Antonio cuenta con una buena selección de apartamentos con cocina, alquileres privados y villas, así como una selección de hoteles de gama media.

8. Mandeville, donde dormir en Jamaica en el interior

Para aquellos cuyas preferencias vacacionales no impliquen playas, sino que giren en torno al ecoturismo, la cultura, la arquitectura, la flora y la fauna, Mandeville es una opción interesante para dormir en Jamaica.

Situada a 2.000 pies sobre el nivel del mar, en la meseta de Manchester, en las colinas del centro-oeste de Jamaica, Mandeville es una ciudad vibrante pero relajada en un entorno montañoso, rodeada de una rica y exuberante vegetación y cerca de muchas de las maravillas naturales de la isla.

Fundada en 1816, fue una ciudad puramente funcional con una gran comunidad de expatriados, muchos de ellos ex oficiales del ejército británico. En la década de 1950, se convirtió en una importante ciudad en auge con la llegada de la minería de bauxita a la zona. 

Hoy es un centro de mercado para los agricultores y ganaderos locales. Es el hogar de la mayoría de los empleados de dos empresas mineras, y cuenta con una creciente comunidad de jubilados jamaicanos que regresan a casa después de años de trabajo en el extranjero.

También se está convirtiendo en un destino cada vez más popular entre quienes buscan dónde alojarse en Jamaica, para poder acercarse a la gente, la naturaleza, la fauna y la flora tropical de esta fascinante isla.

Por todas partes en la ciudad encontrará jardines, macetas y cestas en las ventanas repletas de flores tropicales.

Alrededor del centro hay antiguas casas coloniales del siglo XIX. Disfrute de un paseo por la plaza Mandeville, con sus fuentes, esculturas y el monumento a la guerra. 

Uno de los edificios más antiguos de la ciudad, el Palacio de Justicia de Mandeville, de alrededor de 1817, se encuentra frente al parque, mientras que cerca está la Iglesia Anglicana de San Marcos, construida en 1816.

Hay una gran cantidad de excursiones organizadas, en las que se puede disfrutar de toda una serie de actividades. Puedes ir a Apple Valley Park, Marshall’s Pen o Black River Safaris. 

El Manchester Country Club, fundado en 1865, cuenta con un campo de golf de 18 hoyos. También puede disfrutar de una pequeña degustación de bebidas alcohólicas en la Appleton Estate Rum Experience, o disfrutar de una buena dosis de cafeína en la High Mountain Coffee Factory.

Para satisfacer todas sus necesidades, la ciudad cuenta con varios centros comerciales, el mayor de los cuales es el Manchester Shopping Centre. 

Hay muchos cafés, cafeterías, bares y restaurantes de alta calidad para todos los gustos, y también encontrará cines, discotecas y clubes nocturnos para añadir variedad a sus noches.

El alojamiento en la ciudad es abundante y cubre todas las necesidades y presupuestos.

9. Falmouth, ciudad histórica con un moderno puerto de cruceros

En la costa norte de Jamaica, a menos de 30 km de Montego Bay, se encuentra la histórica ciudad portuaria de Falmouth, en la parroquia de Trelawny. 

Fundada en 1769, el puerto y, por consiguiente, la ciudad, crecieron hasta principios del siglo XIX, cuando el comercio del azúcar y el ron estaban en su apogeo. 

Tras la Ley de Abolición de la Esclavitud de 1834, la fortuna de Falmouth decayó, aunque siguió comerciando como ciudad portuaria y se siguieron construyendo nuevas propiedades.

Es este periodo, con muchos de sus edificios originales de estilo georgiano todavía en pie, el que ha proporcionado a la ciudad su sensación histórica única y le ha valido el estatus de Patrimonio Mundial de las Naciones Unidas y de Patrimonio Nacional de Jamaica.

Ahora la suerte de Falmouth ha vuelto a cambiar. Con la apertura de la nueva instalación de cruceros en 2011, la prosperidad está volviendo a la ciudad, y un mayor número de turistas que no son de cruceros también están empezando a reservar alojamiento en la zona.

Aunque hay un montón de magníficas playas caribeñas en los alrededores que requieren un pequeño desplazamiento, dos de las más cercanas son Time & Place Beach y Burwood Beach.

Aunque es agradable explorar a su propio ritmo, para aprovechar al máximo esta zona histórica son muy recomendables las excursiones organizadas, y hay muchas para elegir.

Una excursión guiada a pie por el patrimonio de la ciudad es una forma estupenda de conocer un poco de la historia de la zona, recorriendo calles trazadas en el 1700, con gran parte de la antigua arquitectura aún en pie.

Visite el antiguo palacio de justicia, construido en 1815, y retroceda en el tiempo hasta los días de las plantaciones y el comercio de esclavos.

Si se engancha a la cocina jamaicana, considere la posibilidad de realizar un tour culinario en el que podrá degustar lo mejor de Jamaica.

Otras excursiones incluyen una visita a la Laguna Luminosa de Aguas Brillantes, normalmente de noche, donde podrá bañarse en aguas llenas de microbios (inofensivos) que brillan en la oscuridad. 

Un Trolley Tour, en el que un trolebús le llevará a recorrer la ciudad, o, si quiere ser más activo, puede practicar paintball, rafting o tubing.

Si quiere cenar fuera de su hotel algunas noches, diríjase a la zona del puerto, donde encontrará restaurantes locales e internacionales y muchos bares. 

El alojamiento a todos los niveles es abundante, desde casas y apartamentos hasta Airbnb, y desde hoteles boutique de gama media hasta villas exclusivas y hoteles de 5 estrellas.

Deja un comentario