Dónde alojarse en la Costa del Sol: las 9 mejores zonas

Dónde alojarse en la Costa del Sol

Las posibilidades dónde alojarse en la Costa del Sol son muchas y variadas. La Costa del Sol, una de las zonas vacacionales más populares del mundo, se extiende a lo largo de más de 160 kilómetros de la costa mediterránea española. Esto ya da una idea de la variedad de opciones a elegir.

Año tras año, los visitantes regresan para disfrutar del sol, de kilómetros de playas vírgenes, de fabulosas atracciones, de la saludable cocina mediterránea y de un estilo de vida relajado y desenfadado.

La zona, que se extiende a lo largo del litoral desde Almería, en el oeste, hasta Tarifa, en el este, abarca más de 100 destinos de costa e interior que ofrecen las vacaciones perfectas para todas las edades y todos los intereses.

Aquí le dejamos una lista de los mejores lugares para alojarse en la Costa del Sol. Una lista en la que encontrará opciones para diferentes intereses y tipos de vacaciones.

1. Málaga capital, un destino fabuloso para quienes la visitan por primera vez la Costa del Sol

Capital de la provincia de Málaga, la ciudad de Málaga tiene una historia que se remonta al año 770 antes de Cristo. Es una de las ciudades más antiguas del mundo habitada ininterrumpidamente y la sexta ciudad más poblada de España. 

Con su aeropuerto internacional a las afueras de la ciudad, su moderno puerto y sus instalaciones deportivas, sus numerosos monumentos culturales y más de una docena de playas de arena que se extienden a lo largo de la costa de la ciudad, atrae a visitantes de toda Europa y más allá.

Cuna de Pablo Picasso, y conocida como la puerta de entrada a la Costa del Sol, Málaga ha sido un destino turístico muy popular desde la llegada de los paquetes turísticos en los años sesenta.

Sin embargo, fue a principios de la década de 2000 cuando la ciudad cobró nueva vida y comenzó a concentrarse en su patrimonio cultural. En 2003 se inauguró el Museo Picasso en el Palacio de Buenavista, en pleno casco antiguo.

Explorando sus antiguas calles empedradas, encontrará la Catedral de Málaga, el Castillo de Gibralfaro y la Fortaleza de la Alcazaba, mientras que a un par de minutos a pie llegará a la casa natal de Picasso, situada en la Plaza de la Merced. 

La Casa Natal de Picasso está abierta al público y contiene salas de exposición y cuadros de sus primeros días como pintor.

Mientras esté allí, busque un antiguo edificio de hierro forjado que es el Mercado Central. Se trata de un gran mercado de estilo antiguo, además de un lugar ideal para comer tapas, pescado a la parrilla o marisco, todo ello acompañado de una cerveza o una copa de vino.

Otras galerías de arte populares en la ciudad son el Carmen Thyssen-Bornemisza, el Centro Pompidou en la zona del puerto, el Centro de Arte Contemporáneo y el Soho, una zona con abundantes muestras de arte callejero urbano.

Los interesados en los edificios históricos pueden visitar el antiguo anfiteatro romano situado en la ladera de una colina sobre la ciudad, y un par de ciudadelas árabes en la Alcazaba y Gilfarbaro. 

Hay unos 30 museos y galerías por toda la ciudad, y se pueden encontrar diferentes estilos arquitectónicos por todas partes.

Si lo que prefiere es mirar escaparates, un paseo por las calles empedradas del casco antiguo colmará su deseo. 

Para encontrar las marcas más conocidas como Mango y Massimo Dutti, boutiques y también comercios independientes, diríjase a la calle Larios, en el centro de la ciudad. 

Aquí también encontrará una buena selección de cafeterías, bares, quioscos de helados y restaurantes en los que podrá descansar y disfrutar de un café mientras escucha a los músicos callejeros que a menudo entretienen a los compradores.

No deje de explorar las calles laterales adoquinadas y los callejones para encontrar marcas de moda independientes y otras boutiques elegantes.

La nueva zona portuaria del Muelle Uno es popular tanto de día como de noche. A lo largo del paseo marítimo encontrará tiendas de diseño de lujo, elegantes boutiques de moda, caros quioscos de accesorios, bares de cócteles de moda y restaurantes internacionales abiertos hasta altas horas de la madrugada.

Aunque la ciudad de Málaga es una atracción cada vez más popular por derecho propio, desde hace más de 40 años, millones de visitantes llegan por el sol, la arena y el mar, y Málaga no decepciona. 

Hay 15 playas dentro de los límites de la ciudad. Las playas cuentan con todos los servicios que cabría esperar, incluyendo su propia oferta de bares, restaurantes, tiendas y vendedores de playa. 

Algunas son muy comerciales, otras no. Algunas están especializadas en deportes acuáticos, otras en un ambiente más relajado y tranquilo. Pero todas ofrecen un lugar estupendo para disfrutar de esos días al sol disfrutando del mar.

Las noches son lo que uno quiera hacer de ellas. Hay restaurantes de comida local e internacionales, comida rápida para llevar, hamburgueserías y chiringuitos. Bares tranquilos y bares musicales, bares de cócteles y bares de entretenimiento, y puede bailar toda la noche en alguna de sus discotecas.

Si busca dónde alojarse en Málaga aquí no tendrá problemas. El alojamiento es abundante para todos los presupuestos, con multitud de hoteles, hostales, y Airbnb.

2. Marbella, donde alojarse en la Costa del Sol si buscas lujo y famosos

Protegida por las montañas de Sierra Blanca en la parte trasera y el cálido mar Mediterráneo en la delantera, Marbella tiene un microclima que proporciona temperaturas de verano que superan los 26 °C de media y temperaturas invernales que rara vez bajan de los 10 °C .

Marbella es una ciudad polifacética. Por un lado, un destino muy popular para los que hacen sus vacaciones anuales. Por otro, el destino elegido por muchos de los ricos y famosos del mundo.

Visite el pueblo y el puerto deportivo de Puerto Banús. Aquí, probablemente verá más Ferraris y Porches, y yates lujosos, que en San Tropez, mientras que la zona del casco antiguo hay casas de pueblo encaladas típicamente andaluzas, con tinas de plantas de colores y buganvillas cayendo en cascada por las paredes de sus estrechas callejuelas

Aparte de los 15 km de playas que se extienden a lo largo del litoral marbellí, hay mucho que descubrir.

Una buena manera de empezar a descubrir la ciudad es con trenecito turístico de Marbella. Funciona todo el año y le llevará por muchos de los lugares más populares. El viaje de ida y vuelta dura unos 30 minutos.

Para los que prefieren hacer las cosas a su aire, la mejor manera de explorar el casco antiguo de Marbella es a pie, y algunos de los lugares más visitados son:

  • La hermosa plaza antigua de los Naranjos
  • La Alcazaba de construcción romana y sus torres
  • El Castillo de Marbella, construido por los moros en el siglo IX, con sus dos torres restantes
  • La Casa del Magistrado. Construida en estilo gótico mudéjar, la planta baja es ahora un popular restaurante.
  • La plaza de Puente Ronda, un popular punto de encuentro y parada.
  • La Plaza de la Iglesia, otra plaza popular en la que se celebran frecuentemente mercados y conciertos de música

Cuando se necesita un poco de respiro de las multitudes y el sol, puede relajarse en sus tranquilos jardines o parques incluyendo, el Parque Vigil de Quiñones, que incluye un campo de fútbol y una zona de recreo para niños. 

El Parque del Arroyo de la Represa, que incluye dos lagos y el Museo del Bonsái. Y el Parque de la Constitución, con su pequeño observatorio y auditorio.

Si su pasatiempo favorito es ir de compras, en Marbella tendrá mucho donde elegir. Desde pequeños comercios independientes en la zona del casco antiguo hasta grandes centros comerciales de estilo americano repartidos por toda la ciudad. 

Las marcas españolas más populares se codean con algunas de las tiendas de diseño más famosas del mundo. Todos los centros comerciales cuentan con cafeterías y restaurantes y otras atracciones, como cines de varias pantallas y discotecas abiertas hasta la madrugada.

Si le gusta rebuscar en los mercadillos, no se sentirá decepcionado. Marbella tiene al menos un mercadillo semanal en casi todas las zonas, y a menudo un mercadillo diferente cada día de la semana.

Se dice que tiene más bares y discotecas por kilómetro cuadrado que cualquier otro lugar de Europa, por lo que no es de extrañar que Marbella sea un imán para los jóvenes y los jóvenes de corazón más fiesteros.

Aunque encontrará cafés/bares y restaurantes por toda la ciudad para esas noches más tranquilas, si busca algo más movido la mayoría de los bares musicales y discotecas se encuentran a lo largo de la milla de oro y el paseo marítimo. 

Si quiere codearse con la jet-set y con los más adinerados, visite los clubes de playa de Puerto Banús, pero asegúrese de llevar la cartera bien llena.

Como cabría esperar de un destino de lujo, en Marbella no faltan los hoteles y villas opulentos de cinco estrellas. 

Sin embargo, los simples mortales no hemos sido olvidados. Los hoteles y villas de la ciudad van desde el estándar de cinco estrellas hasta el de una estrella, con apartamentos y hostales también disponibles.

3. Benalmádena, donde dormir en la Costa del Sol en familia

Benalmádena es una de las mejores zonas donde alojarse en la Costa del Sol para familias con niños pequeños. Esta atractiva ciudad está a sólo 15 km de Málaga, al oeste, y a 40 km de Marbella, al este.

Situada en lo alto de una colina, está dividida en tres zonas principales. La ciudad y el casco antiguo se conocen como Benalmádena Pueblo, un antiguo pueblo español típico con casas adosadas encaladas, calles empedradas y callejones sinuosos. 

La zona de playa es Benalmádena Costa, y la zona más nueva, con muchas de las atracciones más populares para los más jóvenes, Arroyo de la Miel. Se puede llegar a todas ellas fácilmente, independientemente del lugar en el que se aloje en la zona.

Benalmádena Costa está formada por una docena de playas que se extienden a lo largo de 10 km de costa. Algunas son grandes extensiones de arena dorada con las habituales tumbonas y sombras en la playa; y cafés, bares, tiendas y restaurantes a lo largo del paseo.

Dos de las más populares son la playa de Santa Ana y la playa de deportes acuáticos de Torre Bermeja, situada al lado. Otras playas varían en tamaño, incluyendo pequeñas calas rocosas escondidas, que son populares entre los naturistas.

La zona del casco antiguo cuenta con una gran cantidad de monumentos arquitectónicos que se pueden disfrutar. Van desde edificios de estilo morisco a torres de vigilancia, pasando por la estupa budista de la Ilustración y el moderno castillo de Colomares. 

Este último, Iniciado en 1987 y terminado en 1994, es un homenaje a Cristóbal Colón y su viaje a América.

Pero el casco antiguo no se limita a su arquitectura histórica. Con sus calles peatonales, se puede pasar un día agradable paseando por las callejuelas y callejones. 

Visite las tiendas y talleres independientes y artesanales, o lleve a los niños al acuario Sea Life, antes de disfrutar de un café o una comida en una mesa al sol.

Arroyo de la Miel es la tercera zona de Benalmádena, y con sus estrechas calles, bonitas plazas y su ambiente típicamente español, es una base popular entre los expatriados británicos. 

La zona está llena de todo tipo de bares, bares de tapas, cafeterías y restaurantes para todos los paladares.

En Benalmádena se encuentra también Tivoli World, uno de los mayores parques temáticos de Europa.

Con bares y restaurantes en abundancia repartidos por toda la zona, dondequiera que elija alojarse tiene asegurada una buena velada. 

Si lo suyo es trasnochar y madrugar, diríjase a las zonas de playa, donde muchos locales abren hasta la medianoche y más allá.

Benalmádena cuenta con una buena selección de alojamientos, desde albergues baratos, Airbnb y apartamentos con cocina, hasta una completa gama de opciones de hoteles y villas. 

Lee también: Dónde dormir en Sevilla, dónde dormir en Granada, dónde dormir en Córdoba, dónde dormir en Málaga

4. Estepona, destino con algunas de las mejores playas de la Costa del Sol

Situada en el extremo occidental de la Costa del Sol, entre Manilva y Marbella, Estepona se extiende a lo largo de 20 km de costa. 

La zona del casco antiguo es típicamente andaluza. Con calles empedradas, callejones y plazas, casas encaladas y geranios plantados en macetas y cestas colgantes, la zona ofrece un ambiente relajante que no siempre se encuentra en las grandes zonas turísticas.

La Plaza de las Flores, con su fuente, es la principal plaza de la ciudad, y en ella se puede percibir la fragancia de los naranjos que crecen a su alrededor. 

Desde aquí se puede pasear por los callejones y caminos hasta las otras plazas populares de la Plaza del Reloj, la Plaza Dr. Arce y la Plaza Padre Manuel. Todas tienen su propia colección de tiendas, bares de tapas y restaurantes.

Estepona tiene buenas instalaciones turísticas, incluyendo bancos, cambios de moneda, médicos y hospitales, lo que hacen de ella una excelente opción para dormir en la Costa del Sol.

Para aquellos que quieran hacer algunas compras, las calles de referencia son la calle Terraza y la calle Real. Ambas discurren justo detrás de la avenida principal.

Tras una mañana de visitas y compras de recuerdos, diríjase a la avenida de dos kilómetros que le llevará al paseo marítimo. 

Estepona cuenta con 16 hermosas playas, muchas de ellas consideradas las mejores de la Costa del Sol, y la mayoría de ellas cuentan con todos los servicios habituales, como socorristas y aseos. 

Se extienden a lo largo de 20 km y cuentan con 50 zonas de descanso en la playa, 15 zonas de deportes acuáticos y 30 clubes de playa, donde se puede festejar toda la noche. 

Estepona también alberga Costa Natura, un popular complejo naturista, con su propio complejo de apartamentos.

Cerca de la playa principal de La Rada se encuentra el pintoresco puerto y la marina. La flota pesquera local es una de las más grandes que siguen trabajando en la Costa del Sol, y proporciona las capturas diarias más frescas a los numerosos restaurantes de pescado y marisco que pueblan el puerto y la zona del casco antiguo. 

Los domingos, el puerto deportivo celebra un popular mercado que atrae a visitantes y lugareños de toda la zona.

La zona principal del pueblo cuenta con modernas urbanizaciones de casas residenciales de baja altura, hoteles y complejos, mientras que a lo largo de la primera línea de playa, la «Nueva Milla de Oro», es una urbanización de apartamentos, villas y hoteles de alta gama.

La vida nocturna en Estepona es lo suficientemente variada como para adaptarse a todos los gustos, y alrededor de la ciudad encontrará un montón de bares, restaurantes y comida para llevar que se adaptan a la mayoría de los visitantes. 

Los excelentes restaurantes de marisco y tapas de la zona del pueblo son siempre más baratos que los del paseo marítimo y el puerto deportivo. Algo que merece la pena tener en cuenta si se trata de alimentar a una familia. 

Los bares de la ciudad también son un buen lugar para comenzar su paseo nocturno por los pubs, antes de dirigirse a los bares de cócteles más caros, bares musicales, clubes nocturnos y clubes de playa a lo largo del paseo marítimo.

Estepona cuenta con una excelente selección de alojamientos, que se adaptan a todo tipo de personas, desde jóvenes solteros con un presupuesto limitado hasta familias numerosas y parejas jubiladas.

5. Nerja, un destino popular para alojarse en la Costa del Sol entre buceadores y excursionistas

A cincuenta kilómetros al este de la ciudad de Málaga, Nerja es el último pueblo antes de entrar en la provincia de Granada. Es una zona popular donde alojarse en la Costa del Sol entre submarinistas y excursionistas.

Con la sierra de la Almijara dominando la ciudad por la parte trasera, cuenta con una geografía accidentada compuesta principalmente por acantilados, grandes rocas y un litoral rocoso que se extiende a lo largo de sus 12 km de costa. 

La ciudad también cuenta con tres ríos que la atraviesan, el Río Seco, el Río de la Miel y el Río Chillar.

Aunque no están especialmente concurridas, la mayoría de las playas de Nerja cuentan con quioscos, restaurantes y bares para atender a los numerosos buceadores y submarinistas que se sienten atraídos por la vida marina que rodea la base de los acantilados y las grandes rocas.

La topografía circundante de Nerja también es popular entre los caminantes y excursionistas que llegan para visitar las Cuevas de Nerja y sus pinturas rupestres, estalagmitas y estalactitas. Durante el verano, también se celebra en las cuevas un popular festival internacional de música y danza.

Otro sendero, que discurre junto al río Chillar, le llevará junto a impresionantes cascadas y al interior de la sierra de la Almijara.

Merece la pena alquilar un coche para aprovechar al máximo esta zona. Puede visitar el Balcón de Europa, un mirador semicircular en la cima del acantilado que ofrece unas vistas impresionantes de la ciudad, el Mediterráneo y la sierra de Almijara.

A 15 minutos en coche de Nerja se encuentra un cementerio de la Edad de Hierro. Aunque no se puede visitar, los interesados pueden averiguar más sobre su historia en la Casa de Apero de Frigiliana.

Si conduce por la carretera N340 de Nerja a Maro, pasará por el Acueducto del Águila. Construido en el siglo XIX, todavía se utiliza para regar los campos, huertos y arboledas. Hay un aparcamiento en el que se puede parar para fotografiar la estructura.

El pueblo de Nerja es un pueblo típicamente andaluz, con sus casas pintadas de blanco, tejados de terracota, calzadas empedradas, callejones y plazas. 

La ciudad también cuenta con una excelente gama de tiendas locales donde puede adquirir el vino dulce de la zona, frutas y verduras frescas y miel de caña de azúcar local.

Aunque no es tan comercial como muchos de los centros turísticos cercanos (algunos dirían que es una suerte), Nerja tiene una buena selección de bares y restaurantes locales. 

Un par de cervezas o una copa de vino dulce, una excelente comida preparada con los productos locales más frescos y servida con una sonrisa. ¿Qué más se necesita para redondear un día agradable?

Si la respuesta es más cerveza, entonces dé un paseo por la Plaza Tutti Frutti, donde encontrará más bares y discotecas abiertos hasta la madrugada.

El alojamiento en Nerja tiene una buena oferta, sin los bloques y hoteles de gran altura que se encuentran en tantos otros pueblos de las Costas. En su lugar hay hostales, apartamentos y hoteles de estilo andaluz más tradicionales que se adaptan a todas las necesidades y presupuestos.

6. Torremolinos, diversión al sol para toda la familia

Torremolinos, uno de los primeros destinos turísticos importantes para los que se organizan paquetes vacacionales, sigue atrayendo a su cuota de quienes buscan diversión bajo el sol.

Un vuelo de dos horas desde la mayoría de las ciudades europeas y su proximidad al aeropuerto de Málaga (6 km), significa que el tiempo de viaje es mínimo.

Tras los errores iniciales de los feos rascacielos de sus inicios como destino turístico de masas, Torremolinos tuvo que reinventarse. A finales de los 80, las expectativas de los visitantes empezaron a cambiar. Ya no bastaba con una extensión de arena dorada, un mar cálido y horas de sol. 

Querían más. Mejores instalaciones, una mejor oferta gastronómica y atracciones alternativas para pasar un día fuera de la playa. Torremolinos escuchó, actuó y cambió las cosas. Para llevar el complejo al siglo XXI.

Las playas siguen siendo buenas playas bien cuidadas. Playas como la de los Álamos, la de Saltillo y la de Costa Lago. Todas se funden en siete kilómetros de arena dorada inmaculadamente limpia, miles de tumbonas y sombras y todo tipo de deportes acuáticos. 

Mientras que los vendedores de la playa y las tiendas, quioscos, bares, comedores y restaurantes siguen extendiéndose a lo largo del paseo de la playa. No se puede mejorar en este aspecto.

Al fondo del paseo marítimo, en la parte trasera de la playa, hay bares y cafés regentados por expatriados de Gran Bretaña, Alemania, Holanda e Italia. Así como pequeños bares de tapas españolas, cafeterías y tiendas de recuerdos.

El centro de la ciudad es un hervidero de actividad, tanto de día como de noche, con los visitantes explorando las zonas comerciales, los cafés y los restaurantes, y los locales realizando sus tareas cotidianas. 

Muchos de los establecimientos son de fachada abierta, con productos, mercancías, mesas y sillas que se extienden por los pasillos. Un lugar ideal para disfrutar de una bebida fresca y observar a la gente pasar.

Por la noche, la mayoría de los bares y restaurantes están abiertos hasta la una de la madrugada. Por su parte, las discotecas se alargan hasta altas horas de la madrugada.

En la ciudad puede encontrarse con expatriados de varios países europeos y con creciente comunidad LGBT de Torremolinos, que se concentra principalmente en La Nogalera.

Si quiere pasar unos días fuera de la playa, visite el Aqua Park de Torremolinos, del que se dice que tiene el tobogán más grande de Europa y, si lo que le gustan son los reptiles, el Parque de los Cocodrilos. 

Si le gusta pasar algo de tiempo en los grandes almacenes, el Centro Plaza Mayor, situado en las afueras de la ciudad, alberga a las grandes empresas como Leroy Merlin e IKEA. 

Y para los golfistas, hay una serie de excelentes campos en la zona adecuados para jugadores de todos los niveles.

Como es de esperar en un complejo turístico de larga tradición, el alojamiento es abundante en todos los niveles, desde Airbnb, albergues, hoteles y villas. 

Si le atrae la idea de dormir en la Costa del Sol en Torremolinos tenga en cuenta que los hoteles, apartamentos y villas en primera línea de playa cobrarán un suplemento.

7. Fuengirola, donde hospedarse en la Costa del Sol en un centro turístico cosmopolita con algo para todos los gustos

Fuengirola, otro atractivo centro turístico, se encuentra a 25 km de Málaga y cerca de Benalmádena. Con una población residente que se ha duplicado con creces en los últimos 40 años, es un hogar popular para expatriados del Reino Unido, Alemania y Escandinavia. 

Con excelentes conexiones con el aeropuerto y una población amable y cosmopolita, es también el centro turístico elegido por miles de visitantes que desean alojarse en la Costa del Sol.

La bonita zona de la ciudad cuenta con todos los elementos básicos que se pueden esperar de un complejo turístico moderno. En cada calle encontrará pequeñas tiendas independientes que venden productos locales, accesorios de playa y recuerdos. 

Los bares de tapas y los bares para expatriados, los restaurantes locales y las comidas internacionales para llevar ofrecen muchas opciones para toda la familia. El Centro Comercial Parque Miramar cuenta con más de 160 tiendas, restaurantes y bares, además de un cine y un parque infantil.

En los días que no sean de playa, puede visitar el Museo de Historia de la ciudad, los baños romanos de Torreblanca, el Castillo Árabe de Sohail o el Museo al Aire Libre, que muestra pinturas de muchos artistas locales. 

Fuengirola también cuenta con un par de campos de golf cercanos. Si los mercados son lo suyo, no se pierda el mercadillo de los sábados en la ciudad.

Si quiere pasar un día con los niños, visite el Parque Acuático de Mijas, diseñado principalmente para los miembros más jóvenes de la familia. Hay toboganes de agua para los niños, minigolf, muro de escalada y jacuzzi. 

El zoológico Bioparc es otro gran día para los más pequeños. Se trata de un pequeño zoo especializado en especies menores, que participa en numerosos proyectos de conservación.

En el paseo marítimo podrá explorar el puerto deportivo y disfrutar de una bebida refrescante mientras observa la actividad acuática. Los 6 km de arena dorada se dividen en ocho playas diferentes. 

Hay multitud de deportes acuáticos, como motos acuáticas y lanchas que se pueden alquilar. También están presentes todas las facilidades, incluidas duchas, aseos y socorristas. 

El frente de la playa también cuenta con tiendas, bares, chiringuitos y parrillas de pescado repartidos por el paseo, por lo que nadie tiene que alejarse de su zona elegida en la playa para tomar algo o comer.

Aunque Fuengirola no cuenta con los clubes de playa que abren toda la noche como algunos de los otros centros turísticos de la Costa del Sol, también se puede disfrutar de una agradable noche de comida y bebida hasta la madrugada. 

Con una población tan multicultural y diversa a la que atender, y con visitantes llegados de todo el mundo, podrá cenar en un restaurante británico, alemán, escandinavo, chino, indio, marroquí, italiano o libanés.

Al igual que en cualquier otro lugar de la Costa del Sol, el alojamiento en Fuengirola es abundante y ofrece una excelente selección en todos los niveles para adaptarse a todos los presupuestos para solteros, parejas, familias y grupos.

8. Mijas, una zona turística para familias mayores y parejas maduras

Mijas, o Mijas Costa, no es solo un complejo turístico, sino un municipio situado entre Fuengirola y Marbella. 

Está formado por Mijas Pueblo está situado a 430 metros sobre el nivel del mar al pie de la Sierra, Las Lagunas, en la carretera de Fuengirola, que es una zona más residencial y comercial, y Mijas Costa, que es la parte del municipio situada frente a la playa y que se extiende a lo largo de 12 km de costa.

A diferencia de la mayoría de los municipios de la Costa, que se extienden a lo largo del paseo marítimo, Mijas retrocede hacia el interior, a través de la carretera de Fuengirola, hasta llegar a Mijas Pueblo, enclavado a los pies del monte Mijas.

El pueblo es relativamente nuevo, ya que se ha construido en los últimos 30 años, y en él viven locales y una gran comunidad de expatriados, principalmente británicos. El pueblo de Mijas Pueblo es también la estrella de muchos vídeos de vacaciones y fotos.

Construido en estilo andaluz, con calles estrechas y empedradas, callejones y plazas, y propiedades blancas y relucientes adornadas con coloridas plantas en macetas y cestas colgantes, es el sueño de cualquier fotógrafo. 

También es el destino de muchos británicos que buscan comprar una segunda vivienda o una propiedad para su jubilación.

Situado a 10 km del interior de la costa, el pueblo cuenta con todas las comodidades necesarias para la vida cotidiana. Con su activa comunidad de expatriados, también hay una buena selección de bares, restaurantes, cafeterías.

Mijas Costa, la zona de la playa, es donde la mayoría de los jóvenes y las familias con niños pequeños se dirigen. Aunque conserva su ambiente de pueblo, cuenta con todos los servicios necesarios para mantener a toda la familia entretenida. 

Arena dorada, un mar cálido y todas las instalaciones de la playa, con tiendas, bares y restaurantes a lo largo de la costa.

En La Cala, encontrará un popular parque de juegos para niños, con una cafetería para los padres. A lo largo del verano se organizan diferentes actividades para los niños, como castillos hinchables, pintura de caras y otros juegos.

Por la noche hay muchos bares y restaurantes para elegir y muchas de las tiendas están abiertas hasta las 10 de la noche. 

El alojamiento es abundante, y puede elegir entre el paseo marítimo o el interior si lo prefiere más tranquilo.

9. Frigiliana, donde alojarse en la Costa del Sol en uno de los pueblos más bonitos de Andalucía

Si prefiere que sus vacaciones sean una mezcla de días tranquilos de playa y días más activos en el exterior, eche un vistazo a Frigiliana. 

Situado en la ladera de una montaña a 7 km del interior de la localidad costera de Nerja, es elegido regularmente por la Dirección General de Turismo como «el pueblo más bonito de Andalucía».

Con el sol brillando en los edificios blancos y sus tejados de terracota roja, el pueblo contrasta con el verde oliva de los pinares que lo rodean.

La parte original (más alta) del pueblo conserva su influencia morisca, y hay mucho que explorar. 

Una advertencia: la zona es totalmente peatonal y las estrechas calles, como es de esperar en la ladera de una montaña, son muy empinadas y no son aptas para personas con problemas de movilidad.

En la cima de El Fuerte, la empinada colina que lleva a la cima del pueblo, se encuentran las ruinas de un antiguo fuerte árabe. 

Se dice que fue el lugar donde los moros hicieron su última parada en la rebelión de 1569, y se cree que los viejos huesos, armas y artefactos yacen ocultos en la maleza circundante hasta el día de hoy.

Muchas de las estrechas calles empedradas, algunas no más anchas que los callejones, tienen mosaicos moros incorporados, y las brillantes propiedades blancas tienen cerámicas moras pegadas a las paredes.

Como destino popular de una excursión de un día, encontrará muchas tiendas que venden aperitivos, bebidas, recuerdos y souvenirs. También hay una buena selección de bares y restaurantes, donde podrá reponer esa energía gastada. 

También encontrará burro-taxis por el pueblo, aunque últimamente han caído en desuso.

Durante su estancia, visite el Museo Arqueológico de Frigiliana, del siglo XVII. En él se exponen objetos desde el Neolítico hasta la actualidad, ordenados cronológicamente. También cuenta con una muestra de arte moderno. 

Entre Frigiliana y Nerja puede visitar las cuevas de Nerja con sus estalagmitas y estalactitas.

Puede visitar el Jardín Botánico de Santa Fiora, y si lo visita en agosto, participe en el Festival de las Tres Culturas que celebra la música, la comida y la cultura. 

Un paseo, o mejor dicho una caminata, hasta la cima del pueblo le recompensará con fabulosas vistas sobre los bosques y el mar. Si el día es bueno, podrá divisar la costa norteafricana.

Para los amantes del senderismo, también hay varias rutas de montaña que discurren junto a los cursos de agua.

Durante su estancia en Frigiliana, dispondrá de una amplia gama de servicios, como farmacias, gasolineras, cajeros automáticos, centros de salud y muchas tiendas para comprar sus productos básicos. 

También hay un montón de bares y restaurantes donde se puede disfrutar de una agradable cena y bebidas, mientras se planifica el itinerario del día siguiente.

Para quienes escojan esta zona para alojarse en la Costa del Sol, el alojamiento es limitado pero bueno, y comprende pequeños hoteles boutique en el pueblo, con hoteles más grandes fuera de sus zonas centrales. 

La mejor manera de aprovechar esta atractiva zona rural es alquilando un coche. Si eso no es una opción, hay un servicio regular de minibús desde el pueblo hasta Nerja nueve veces al día.

Así que ahí lo tiene. Tanto si viaja solo, en familia o en grupo, sea cual sea su preferencia vacacional, los destinos de esta lista de las mejores zonas donde alojarse en la Costa del Sol son todo un acierto.

Deja un comentario