Dónde alojarse en Rabat: las mejores zonas

Dónde alojarse en Rabat

¿Dónde dormir en Rabat? Si en tus planes de viaje figura una visita a la capital marroquí, este artículo te será de gran utilidad. Aquí encontrarás toda la información necesaria para conocer cuáles son las mejores zonas donde dormir en Rabat. Así no te equivocarás en la elección del lugar donde establecer tu campo base.

Los mejores lugares para alojarse en Rabat

Al igual que otras ciudades del país Rabat se caracteriza por la presencia de zonas antiguas como la Medina y otras zonas más modernas con un trazado urbano más parecido a las ciudades occidentales.

Si bien en otras ciudades como Marrakech no tendríamos ninguna duda en recomendar que te alojes en la Medina, nuestra zona favorita donde alojarse en Rabat es el barrio de Hassan. Básicamente porque está tocando a la Medina y ofrece muchas más comodidades.

1. Medina

La Medina de Rabat es, por supuesto, uno de los lugares más importantes y visitados de la ciudad. Rodeada de murallas, ha permanecido muy auténtica desde su creación porque ha sufrido muy pocos cambios.

Los viajeros que opten por esta zona para hospedarse en Rabat encontrarán muchos lugares típicos para visitar, incluyendo un mercado local tradicional donde se pueden descubrir nuevos sabores y una cultura rica en sorpresas! ¡El mercado central, nacido en el siglo XX, merece especialmente una visita!

No te pierdas una visita a atractivos tan interesantes como la Gran Mezquita, la mezquita de Moulay Slimane, con su gran torre, o el Mausoleo Muhammad al Arabi bin Sa’ih Tijani. 

Tampoco te pierdas una visita a la antigua ciudadela Kasbah des Oudayas, uno de los principales atractivos turísticos de Rabat

Al elegir dormir en el distrito de Medina, tendrás la oportunidad de permanecer en un ambiente típico y auténtico. El distrito abunda en riads con mucho encanto. Las tarifas aplicadas son muy variables según los establecimientos aunque por lo general abundan las opciones baratas y de gama media. Los hoteles y riads de lujo son menos comunes.


2. Hassan – Quartier des Orangers

El distrito Hassan está situado en la parte norte de la ciudad. Es particularmente interesante para los turistas que buscan estar cerca de las visitas turísticas, ya que está muy cerca de la Medina y alberga varios monumentos históricos de gran importancia.

En este barrio podrás ver la catedral de San Pedro. Construida en 1930, está situado en la plaza del Golán y destaca por su estilo art decó y su arquitectura muy original.

También alberga el antiguo monasterio de las Hermanitas de la Asunción o el instituto de Gouraud, la Torre de Hassan y el Mausoleo.

Hassan – Quartier des Orangers es una elección muy acertada sobre todo porque está cerca del barrio de la Medina y de todos sus atractivos. Su posición geográfica ideal va de la mano de un ambiente relajado y popular muy propicio para unas vacaciones exitosas. 

Además es un barrio con calles y avenidas más amplias y agradables donde encontrarás un buen número de restaurantes, cafés, y tiendas. Por otra parte, está perfectamente comunicado por transporte público.

En este barrio encontrarás hoteles para todos los presupuestos. A diferencia de la Medina aquí sí hay una buena oferta de hoteles de lujo y hoteles de gama media alta. Unido a la amplia oferta de alojamiento más económico hace de ella una zona ideal donde alojarse ne Rabat para todo el mundo. 


3. El Distrito  Administrativo (Barrio de los Embajadores)

El distrito administrativo, también conocido como el distrito de los embajadores, puede considerarse sin duda uno de los más modernos y elegantes de Rabat. Recibe su nombre del gran número de embajadas y ministerios que concentra.

Quienes visiten el barrio podrán admirar uno de los palacios reales y aprovechar sus parques verdes para tomar un merecido descanso del ajetreo de la ciudad.

El distrito administrativo tiene muchas zonas agradables para pasear.  

Sin embargo, es muy extenso y relativamente lejos de las principales atracciones de Rabat, lo que no conviene a quienes desean tenerlo todo cerca. Si te alojas aquí tendrás que usar el transporte público o el taxi para desplazarte a las zonas de Rabat más turísticas

Por otra parte, al ser principalmente residencial, tiene muchas menos tiendas u otros servicios que otros barrios de la ciudad. Lo mismo sucede con los hoteles. Hay pocos.  


4. L’Océan

Hace cien años, L’Océan era un simple suburbio poblado principalmente por franceses. Hoy en día, este distrito de Rabat se distingue particularmente por la presencia del complejo cultural El Mehdi Benbarka.

Toda la parte oriental de este distrito tiene vistas a la Medina, lo que la hace ideal para una estancia exitosa en Rabat. Además está muy bien comunicada por el tranvía.

El distrito de L’Océan es un área popular y muy cosmopolita. 

Quienes opten por quedarse en Rabat en este barrio podrán encontrar alojamiento a precios muy asequibles. Por el contrario, la oferta de lujo es casi inexistente.


5. Agdal Ryad

El distrito de Agdal Ryad está sin duda considerado como uno de los más famosos de la ciudad y es uno de los que más vida tiene. Aunque esté un poco lejos de la Medina es una de las zonas más populares donde alojarse en Rabat debido a su gran ambiente y oferta de ocio.

Agdal Ryad es un barrio joven, moderno y bastante próspero. El barrio desborda a nivel de tiendas como cadenas de comida rápida, tiendas de marca, cafés y restaurantes en la zona.

Por las noches, es sin dudas el mejor sitio para disfrutar de una vida nocturna. Si quieres vivir la noche de Rabat, Agdal Ryad es tu apuesta. 

A nivel de transportes la zona cuenta con una estación de ferrocarril lo que facilita las cosas a quienes deseen hacer algunas excursiones durante su estancia en Rabat.

En definitiva se trata de un barrio con un ambiente muy europeo, que aunque no te ofrecerá la experiencia más exótica, es una excelente opción donde alojarse en Rabat. De día puedes desplazarte a otras zonas para hacer tus visitas o quedarte en el barrio para disfrutar de sus tiendas. Al acabar el día no hay sito mejor para salir a cenar o disfrutar de sus noches.

El alojamiento no es el más asequible de la ciudad pero sigue estando al alcance de presupuestos cómodos o medios. 


6. Marina Bouregreg

Este puerto deportivo está situado en la desembocadura del río Bouregreg, cerca del puente Hassan-II. Concebida en 2006, como parte de un proyectol de desarrollo del Valle de Bouregreg. Es una zona moderna, agradable y con heladerías y restaurantes. Ideal para darse un paseo

Su situación es interesante ya que con un corto desplazamiento te plantas en la Medina, en la Torre de Hassan, o en Salé. Es una buena opción para hacer turismo, porque está muy bien comunicado por transporte público.


7. Salé

Situada en la otra orilla del río, Salé es una ciudad vecina de Rabat. Es significativamente menos turística. Sin embargo merece tu atención ya que tiene un interesante casco antiguo rodeado de murallas.

Cabe destacar la puerta de Bab Lamrissa, y vale la pena perderse por sus callejuelas y descubrir sus diferentes zocos. Luego se puedes visitar la mezquita de Salé y el Borj Adoumoue, una fortaleza militar desde la que se puede disfrutar de una hermosa vista del mar.

Salé es muy accesible desde Rabat en tranvía, barco o taxi. Salé es una opción interesante para quienes busquen algo auténtico y alejado de los flujos turísticos.


Deja un comentario