Dónde alojarse en Roma: las mejores zonas

Dónde alojarse en Roma

¿Quieres saber dónde alojarse en Roma para estar cerca de los principales atractivos turísticos? ¿O prefieres quedarte en una zona más tranquila donde poder descansar sin tantos turistas? Aquí encontrarás nuestras recomendaciones con las mejores zonas dónde dormir en Roma sea lo que sea que busques.

Las mejores zonas dónde alojarse en Roma

No te equivoques de barrio y escoge en función de tus intereses y gustos. Descubre sin demora nuestros consejos para hospedarse en Roma y vivir las vacaciones ideales que siempre has soñado!

1. Centro Histórico, la mejor zona donde alojarse en Roma

Visitar el centro histórico de Roma es sumergirse en el corazón del Renacimiento. Podrás pasear por sus calles cargadas de historia y visitar los sitios más emblemáticos sin necesidad de desplazarte en transporte público.

Hay muchos de ellos, pero entre los que hay que ver, obviamente mencionaremos el Panteón. En el siglo II, era un templo antes de convertirse en una iglesia cristiana. Una vez dentro, te sorprenderá sus dimensiones y lo perfectamente bien conversado que está.

Dormir en Roma, y más específicamente en el distrito histórico, también te dará la oportunidad de visitar la Piazza Navona. Esta plaza tan especial y cargada de simbolismo se construyó en el sitio de un antiguo estadio que una vez albergó juegos romanos. 

No dejes de visitar visitar la iglesia de Santa Inés así como la famosa fuente de los Cuatro Ríos, ambas de los siglos XVI y XVII. También podemos recomendar una visita a la iglesia de San Ignacio de Loyola. Barroca, es especialmente conocido por el gran fresco que decora el techo de su nave.

Por último, tanto si eres un fanático del arte como si no, no puedes perderte la Galería Doria Pamphilj. Considerada una de las colecciones privadas más importantes de Roma, se encuentra en un palacio privado del siglo XVI. Podrás ver pinturas y esculturas que datan de los siglos XV al XVIII.

Dormir en el centro histórico de Roma significa elegir la inmersión cultural. Es difícil encontrar un lugar con tanta oferta de atractivos turísticos, museística y cultural. 

Por otra parte el transporte público te permitirá llegar a todos los puntos importantes de la ciudad. Además es el distrito más romántico de todos y por lo tanto ideal para una estancia romántica! 

Sin embargo, también hay que considerar la otra cara de la moneda: como una zona muy turística que es, está constantemente llena de turistas, scooters y coches. También es uno de las zonas más caras donde alojarse en Roma.

2. Campo di Fiori y el Gueto, zona animada en pleno centro de Roma

Campo de’ Fiori es una hermosa plaza muy animada que sin lugar a dudas acabarás visitando. Está situada cerca de la famosa Piazza Navona, y es conocida por el hermoso mercado de frutas y verduras que se celebra allí todos los días de la semana (excepto los domingos). 

Además de los muchos y agradables restaurantes de la zona, la plaza también está a poca distancia de importantes monumentos como el Palacio Farnese, el Palazzo Spada, o el Museo de Barracco, con su enorme colección de esculturas antiguas.

Situado en el corazón del casco antiguo, el distrito del Gueto no es el más turístico, pero te permitirá conocer otra cara de Roma, menos turística. Por supuesto, podrá hacer algunas visitas y descubrimientos. 

Puedes visitar el Palacio Mattei Di Giove. La entrada, gratuita, te permitirá admirar la arquitectura de un encantador patio interior. Además, si te gusta el arte religioso, hay algunas iglesias que te esperan en el vecindario. La más notable de todas es la iglesia de Santa Caterina dei Funari, de una sobria belleza. 

Finalmente, puedes hacer un desvío al templo de Apolo Sosiano. Desgraciadamente, sólo quedan tres columnas..

Si tu objetivo es dormir en Roma en zonas tranquilas pero a poca distancia de los lugares de interés el Campo de Fiori y el Ghetto son una buena opción. Tiene menos afluencia que otras zonas del centro histórico y están cerca de todo. 

Tendrás la oportunidad de descubrir la vida «real» de los romanos y de disfrutar de un ambiente más típico y sereno.

3. Tridente, chic, elegante y muy comercial

¿Buscas un ambiente chic y elegante? ¡El distrito de Tridente es definitivamente el lugar para ti! Paseando por el barrio encontrarás boutiques de diseñadores, restaurantes y galerías de arte, así como elegantes bares y tiendas exclusivas.

En la práctica, el Tridente es el punto de encuentro de tres calles muy comerciales: via dei Condotti, via Borgognona y via Frattina. Siguiendo esta última llegas hasta la conocida Plaza España. 

En esta plaza, uno de los puntos que hay que ver en Roma, admira la fuente de Barcaccia. Esta enorme fuente se encuentra al pie de la escalera de la Trinità dei Monti. Subiendo sus 174 escalones, llegarás a la iglesia y al convento del mismo nombre. 

Aprovecha para admirar sus dos campanarios simétricos, pero también para echar un vistazo al obelisco que se encuentra en las cercanías.

Por último, si te gusta el arte puedes visitar el Museo de Giorgio De Chirico, también situado en esta plaza. Obviamente dedicado al trabajo del artista, sólo puede ser visitado con cita previa, lo que requiere una cierta organización de antemano.

Si para ti dormir en Roma en un área cercana al centro histórico es parte de tus requerimientos, el distrito de Tridente es una de las mejores opciones. Gracias a su ubicación estarás a unos pasos de todo lo que hay que ver en el casco antiguo de Roma. 

A nivel de alojamiento debes tener presente que es una de las zonas más caras de de la capital italiana. Hay un buen número de alojamientos de lujo y los de gama inferior que hay por la zona son más caros que los de categoría similar ubicados en otros barrios de Roma..

4. La Roma Antigua, ideal donde dormir en Roma para visitas turísticas

Esta zona es una de las más populares como opción donde alojarse en Roma. Es el principal atractivo turístico de la ciudad con monumentos tan importantes como el Coliseo y los Foros. 

El Coliseo, construido en el siglo I, a pesar haber sufrido el expolio de sus materiales para contribuir a la construcción de otras zonas de la ciudad en el pasado sigue conservando su majestuosidad. 

Los Foros Romanos tampoco desmerecen y te permitirán imaginar la grandiosidad del Imperio Romano. Tampoco debes perderte la Colina Capitolina y sus museos.Aprovecha también para acercarte a la Plaza de Venecia y visitar el enorme Monumento a Victor Emmanuel II. 

Alojarse en Roma en esta zona es lo que buscan muchos turistas. Y con razón: ¡tendrás la oportunidad de estar a un paso de los sitios arqueológicos romanos más famosos del mundo! Eso además de estar a dos pasos del casco antiguo y del Vaticano.

Durante el día es un constante trasiego de turistas pero por la noche una vez cierran los monumentos, se convierte en una zona muy tranquila. 

Si bien su oferta hotelera es menor que en el centro, ofrece también opciones para todo el mundo. Si no encuentras alojamiento en esta zona siempre puedes mirar en Monti que es un barrio pegado a ella y que también es una opción muy práctica. 

5. Monti, una de las mejores zonas de Roma para vivir

Durante la antigua Roma, el área geográfica correspondiente al actual distrito de Monti era un simple suburbio con una reputación bastante controvertida. Le llevó siglos transformarse y obtener la buena reputación de la que goza hoy. Actualmente es una de las mejores zonas de Roma donde vivir.

Es una zona aburguesada con un ambiente bohemio que se deja entrever en rincones como la pequeña y encantadora Piazza della Madonna dei Monti. Es una zona animada y moderna, plagada de buenos restaurantes, pizzerías, bares gay friendly, galerías de arte y tiendas de moda. Seguro que te gustará. 

Además tendrás la suerte de estar a un paso de sitios importantes como el Foro Romano o el Coliseo. 

6. Vaticano – Prati, donde alojarse en Roma para visitar el Vaticano

El estado más pequeño del mundo, la Ciudad del Vaticano, se encuentra al norte de la Piazza Navona. No es de extrañar que la comunidad cristiana de todo el mundo la considere uno de los lugares más emblemáticos y que tanto peregrinos como turistas acudan a visitarlo en masa. 

Como resultado, la atmósfera es muy especial, ya que oscila entre la contemplación, la cultura y el turismo.

Entre los sitios más famosos por descubrir, podemos mencionar, por supuesto, la famosa Plaza de San Pedro. Después de contemplar las 140 estatuas de santos que la rodean, puedes visitar la Basílica de San Pedro. ¡El arte barroco en todo todo su esplendor y riqueza! Buenas noticias: la visita es gratuita.

Por supuesto, no puedes perderte los Museos Vaticanos, donde podrás descubrir la belleza de la famosa Capilla Sixtina. Entre estos museos podrás visitar la Pinacoteca, donde se pueden ver magníficas pinturas maestras, o el Museo Etnológico Misionero, que contiene objetos de varios cultos. La Galería de Mapas también merece una visita.

Escoger el distrito de Vatican-Prati como lugar donde alojarse en Roma significa elegir una zona elegante, tranquila, y relativamente bien situada que te permitirá ir caminando tanto al casco antiguo como al Trastevere. 

La buena noticia es que esta zona ofrece opciones de alojamiento para todos los presupuestos y con tarifas muy asequibles! 

7. Trastevere, donde hospedarse en Roma para salir de noche

Para aquellos que quieran alojarse en Roma en una zona encantadora y pintoresca, el distrito de Trastevere es particularmente interesante. A pesar de ser un sitio muy turístico, sigue conservando todo su encanto y te permitirá disfrutar de paseos por sus animadas calles.

En el Trastevere no hay que perderse su  hermosa basílica de Santa María de Trastevere. Construida en el siglo III y reconstruida en el siglo XII, es particularmente famosa por la belleza de sus mosaicos. 

También puedes pasear por el jardín botánico de Roma. Situado en las laderas del Janículo, se extiende sobre una docena de hectáreas. Podrás admirar un hermoso jardín japonés y un bosque mediterráneo.

En la Plaza Santa María de Trastevere podrás capturar la esencia del barrio como en ninguna otra parte con sus fachadas coloridas, sus fuente, y el ambiente de las calles aledañas con sus restaurantes y bares… ¡y un mercadillo que te encantará que se celebra todos los domingos!

¿Buscas alojamiento en Roma en una zona que te permita divertirte y salir a tomar algo al final del día? El distrito de Trastevere es ciertamente el adecuado para ti. Es uno de los más animados y con más vida nocturna de la ciudad.

Es ideal para salir a cenar en una trattoria muy típica,y también para disfrutar de su vida nocturna local. 

Sus hoteles son algo caros pero siempre puedes recurrir a apartamentos en alquiler turístico o a alguno de los albergues juveniles de la zona. 

8. Termini, bien comunicada y alojamiento barato en Roma

Puede que la zona de Termini no sea la zona de tus sueños donde dormir en  Roma. Sin embargo, es una zona relativamente céntrica y muy barata, que además está excelentemente bien comunicada.

En la estación confluyen varias líneas de metro, lo que te permitirá llegar en unos minutos a tus visitas turísticas. Además el autobús de enlace desde el aeropuerto tiene parada aquí.

Situado a un tiro de piedra de la estación de tren, el barrio de Esquilino alberga la Plaza Vittorio Emanuele II y el famoso mercado de Esquilino en el antiguo cuartel de Sani. 

Aquí podrás ver los productos locales, tantos sabores y colores que te encantarán. 

En la zona tampoco olvides acercarte a las basílicas que también están presentes en el vecindario, a saber, la Basílica de San Juan de Letrán y la Basílica de Santa María la Mayor.

Alojarse en Roma en Termini es una opción práctica y económica, sobre todo si optas por un alojamiento situado cerca de la estación. Esa zona está plagada de buenos hoteles con una excelente relación calidad precio.

9. Pigneto, multiétnico, estudiantil y con mucha vida nocturna

Situado en la parte oriental de la ciudad, el distrito de Pigneto no es el más famoso a la hora de escoger una zona donde hospedarse en Roma. Sin embargo, es una buena alternativa que conviene considerar si no encuentras nada adecuado para ti en las zonas más turísticas.

A primera vista, no encontrarás nada antiguo en esta popular zona, pero si te gustan las pequeñas tiendas de moda y el arte callejero, ¡seguro que te gustará este barrio! Date un paseo por la particularmente animada Via del Pigneto. 

Multiétnico y muy estudiantil, el distrito puede considerarse un barrio de moda entre la gente joven. Su verdadera luz se te revelará una vez que caiga la noche. Es cuando brillan sus o restaurantes, bares de moda y, por supuesto, todos los establecimientos donde podrás festejar hasta el final de la noche!

En lo que respecta a las visitas, se puede visitar el monumental cementerio de Verano, lugar de descanso final de muchas celebridades. 

A destacar también, la Basílica de San Lorenzo fuori le Mura alberga la tumba de San Lorenzo. Construido a principios del siglo IV, es conocido por sus frescos.

Si planeas disfrutar de la vida nocturna romana durante tu estancia, apreciarás la zona y sus muchas posibilidades de salir de marcha! Una vez que caiga la noche, no sabrás por dónde empezar, ¡Hay tantas posibilidades! 

Quedarse en esta zona también te dará la oportunidad de vivir como un romano, es decir, de visitar las tiendas, los mercados y otros lugares habituales de locales y sin movimiento de turistas. 

10. Via Veneto y Villa Borghese, elegancia y espacios verdes

Durante tu estancia en Roma, puedes optar por buscar alojamiento en la Vía Veneto y en Villa Borghese. La Via Vittorio Veneto, con su muy buena reputación, en te llevará hasta la Piazza Barberini en Villa Borghese. 

La zona, construida a finales del siglo XIX, siempre ha sido apreciada por su ambiente animado y los numerosos cafés que se encuentran allí. ¡Es un lugar ideal para tomar un merecido descanso durante sus visitas! 

Hay que recomendar algunas visitas en la zona, como la de la iglesia de Santa María de la Concepción de los Capuchinos. Su cripta está decorada con huesos de monjes. Tampoco hay que perderse dos fuentes emblemáticas: la Fuente de las Abejas y la Fuente del Perro.

Por otra parte, una visita a la Villa Borghese es obviamente una de las visitas obligatorias durante cualquier viaje a Roma. Sin embargo, si deseas descubrir sus bellezas, debes hacer una reserva por adelantado. De lo contrario, tendrás que conformarte con sus preciosos jardines.

Entre las visitas obligatorias en Villa Borghese están la famosa Galería Borghese, Villa Médicis y el Museo Nacional Etrusco de Villa Giulia.

A pesar de que es posible encontrar hoteles de todos los precios, la zona se caracteriza por sus hoteles de lujo y sus hoteles boutique. 

11. Testaccio y Ostiense, donde alojarse en Roma para disfrutar de la gastronomía local

El distrito de Testaccio y Ostiense no es una de las zonas más turísticas de la ciudad. Sin embargo, es particularmente interesante para aquellos que quieren descubrir Roma en su faceta más cotidiana.

El barrio te ofrece algunos atractivos turísticos interesantes. Una de las atracciones más notables es el Museo de Arte Contemporáneo Macro Mattatoio. Este museo alberga regularmente exposiciones temporales que le permitirán descubrir una gran variedad de artistas. 

Otro museo interesante es el Museo de Montemartini ofrece una gran colección de esculturas, así como mosaicos griegos y romanos. Estas colecciones tienen la peculiaridad de estar instaladas en una antigua fábrica.

Y, si aún no has tenido la oportunidad, ¡es hora de bajar a las catacumbas de Roma! Excavadas para albergar los cuerpos de los primeros cristianos, son en parte accesibles al público. 

En cualquier caso, es al anochecer cuando el distrito muestra su cara más interesante. Podrás entonces aprovechar sus bares pero sobre todo sus trattorias y descubrir o redescubrir la gastronomía local!

La zona es un lugar a considerar donde alojarse en Roma si quieres salir de los habituales barrios turísticos. Este barrio está en plena mutación y cada vez está más de moda entre los jóvenes, y entre la comunidad artística local. 

Su gran desventaja, que está un poco alejado de los principales lugares de visita en Roma. Como contrapartida su alojamiento es significativamente más asequible que en los barrios más céntricos.

Deja un comentario